La encíclica del papa Francisco "Laudato si" sobre la protección del medioambiente se publicará hoy y será presentada en el Vaticano, entre polémicas causadas por la filtración de su contenido en algunos medios. Extractos ya han sido divulgados, ante el enfado del Vaticano que recordó que el texto no se puede difundir, mientras en Roma circula la interpretación de que la publicación anticipada responde a intereses "conservadores". Se trataría así de disminuir el impacto mediático del mensaje del Pontífice.
Pero aparte de polémicas, el título de la que será la primera encíclica de Francisco -la anterior tuvo solo que completarla, pues gran parte la había escrito su predecesor, Benedicto XVI- es "Laudato si" (Alabado seas, en italiano antiguo).
El Papa hizo ayer una alusión pública a su encíclica al llamar a la "responsabilidad" para proteger el planeta, "la casa común", que se está destruyendo.
"Mañana (por hoy), como sabéis, será publicada la Encíclica sobre la protección de la casa común que es la creación. Esta casa nuestra se está destrozando", dijo el Papa en su habitual audiencia general de los miércoles. Francisco hizo hincapié en que el destrozo de la "creación" perjudica a todos, pero "especialmente a los más pobres". Y adelantó el pasado domingo durante el rezo del Ángelus que la intención de su encíclica es que "se renueve la atención sobre la degradación ambiental y su recuperación en cada territorio".
Asimismo, otro de los puntos cardinales del documento, de los más importantes que puede publicar un pontífice y con el que el jefe de la Iglesia Católica pretende abrir un debate, se dirige no sólo a los creyentes sino a todos los que pueden colaborar en invertir la tendencia de la degradación del planeta. Además de las polémicas por su publicación de algunas partes en forma anticipada, el texto llega también precedido por algunas controversias sobre el previsible duro mensaje a los sistemas económicos y financieros actuales, a los grupos poderosos y multinacionales.

La agenda completa del Papa en Paraguay
300 mil fieles argentinos se espera en Encarnación, cuando el Santo Padre visite Paraguay.
Viernes 10 de julio
15: Llegada al Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi. A las 18: Visita al presidente de la República, Horacio Cartés, en el Palacio de López.
18.45: Encuentro con las autoridades nacionales y con el cuerpo diplomático en el Palacio de López.
Sábado 11 de julio
8.30: Visita al Hospital General Pediátrico Niños de Acosta Ñu.
10.30: Santa misa en la explanada del santuario Mariano de Caacupé.
16.30: Encuentro con representantes de la sociedad civil en el estadio León Condou del colegio San José.
18.15: Encuentro con obispos, sacerdotes, diáconos, religiosos/as, seminaristas y movimientos católicos en la Catedral Metropolitana Nuestra Señora de la Asunción.
Domingo 12 de julio
8.15: Visita al Bañado Norte-Capilla San Juan.
10: Santa misa en el Campo Grande de Ñu Guasu.
13: Encuentro con los obispos del Paraguay en el Centro Cultural de la Nunciatura Apostólica.
13.30: Almuerzo con los obispos del Paraguay.
17: Encuentro con los jóvenes en la Costanera de Asunción.
19: Salida hacia el aeropuerto, con breve parada frente al local del Ycuá Bolaños.
19: Ceremonia de despedida en el aeropuerto y partida rumbo a Roma.


Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...