Desde hoy el boleto urbano de Saeta tiene dos precios: $3,75 para los horas pico y $3,50 para las horas valle. De ese modo, los trabajadores, quienes más utilizan el servicio en las franjas de mayor demanda, ya pagan un 16% más para viajar. Con el aumento en febrero del 30%, el incremento para 2015 llega a 46%, por arriba de cualquier acuerdo salarial y de los índices de inflación.
Ayer se publicó en el Boletín Oficial de Salta la resolución 742 de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMT) que autoriza a Saeta de "readecuar" y poner en vigencia una doble tarifa.
Para el organismo, "no se trata de un castigo" para el usuario de los ocho corredores durante las horas pico. En cambio, llamativamente defendió el desdoblamiento tarifario como "un beneficio para el que viaja en horas valle".
Casi 10 horas
De 6.30 a 9; de 12 a 14.30, y 17 a 21.30 son las franjas que tiene el pasaje urbano más caro. Sin embargo, el viaje en esos lapsos será el más incomodo, según lo hicieron notar varios usuarios en sucesivas notas que publicó El Tribuno en las últimas semanas. En total son nueve horas y media en las que el pasajero debe abonar $3,75 para desplazarse por la ciudad o para ir a San Lorenzo, Vaqueros, Cerrillos o San Luis.
Área metropolitana
Para los usuarios de las localidades metropolitanas más alejadas de la capital también rige la tarifa dual de Saeta que aprobó la AMT.
El boleto a Campo Quijano desde hoy cuesta $6 en las horas pico y $5,60 en las horas valle. Para ir a La Caldera, la tarjeta magnética tiene que tener un saldo de $5,60. Pero si un trabajador toma el colectivo a las 7 de la mañana, la máquina le descontará $6. Si el recorrido tiene como destino final Chicoana, las pasajes cuestan $8,40 y $9, de acuerdo al momento en el usuario suba al coche de Saeta.
Estas tarifas son las mismas que Saeta presentó al Gobierno provincial en la solicitud para incrementar el precio del pasaje, el 12 de agosto pasado.
Como una escribanía, la AMT aprobó tal cual el cuadro tarifario, pese a que recibió presentaciones de dirigentes barriales y sociales tras la suspendida audiencia pública del 8 de septiembre.
En su intento de justificar los cambios, la AMT señaló que "responden a las recomendaciones más difundidas entre los expertos en planificación del transporte y la movilidad", aunque no citan a ninguno en particular.
"Se trata de generar incentivos para modificar la demanda en pos de un mejor aprovechamiento de la infraestructura y los servicios existentes (en este caso, cantidad de coches y de servicios que integran el sistema), lo que redunda en la mayor eficiencia de la misma y en una mejor comodidad del viaje", plasma la resolución de la AMT.
Llamativamente, en ese instrumento público se expresa: "La propuesta no perjudica a las franjas más vulnerable de la población de usuarios". Los usuarios no opinan lo mismo.

saeta con camara.jpg

Marcha atrás
Tras varias marchas y protestas de los estudiantes y los cuestionamientos de sectores como la Universidad Nacional de Salta, el Gobierno provincial tuvo que dar marcha atrás con las limitaciones que ya habían empezado a regir para el pase libre estudiantil.
Ese beneficio había sido implementado hace un año sin ningún tope en la cantidad de boletos.
El mes pasado Saeta solicitó que se ponga un máximo de 80 tickets gratuitos por mes para los alumnos. Para los jubilados, en tanto, el pase seguía sin restricciones. Ahora, se derogaron las limitaciones.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...