En Salta enero y febrero se respira carnaval. En cada rincón de la provincia, los festejos toman un colorido particular, desde el Carnaval Andino, con sus cuatro días a pura fiesta, hasta los Corsos Color del norte, los más grandes que aportan todo el acervo ancentral con sus danzas características, como el pim pim.
La colpla dice presente más que nunca, mientras los fuelles carperos resuenan entre la albahaca, la harina y el papel picado.
Ya está todo listo para que desde mañana, el Pujllay comience a andar y desandar toda Salta con su alegría y picardía.
El Desentierro Provincial del Carnaval se realizará, como hace casi 20 años, en la ciudad de Rosario de Lerma, que se prepara para recibir a más de 15 mil personas que disfrutarán de una jornada intensa y colorida.
La ceremonia será en el predio del Buen Retiro, con la presencia de comparsas, murgas, conjuntos folclóricos y mucho baile. No se detendrá la celebración hasta que caiga la noche.
El ritual principal comenzará al mediodía con el tradicional convido a la Pachamana. Copleros y bagualeros de toda la provincia se darán cita para abrir el mojón y honrar a la Madre Tierra.
Y luego...la alegría. Finalmente el Pujllay será liberado para hacer de las suyas una y otra vez hasta que asome el tiempo de Cuaresma y con él el entierro del Carnaval hasta el próximo año.
Esta es un costumbre ancestral en Salta. No hay rincón de la provincia en donde el Pujllay no resuene con su alegría.
El desentierro
Y todo comenzará mañana en la ciudad de Rosario de Lerma. A las 12.30, se abrirá el mojón en un especial ritual, pleno de emoción, algarabía y respeto por la Pachita. El encargador de desenterra al diablo del carnaval será el destacado bagualero Severo Báez.
Al costado del predio, habrá una gran feria de comidas regionales. La gente podrá jugar todo el día con agua, témpera y papel picado, al son de numerosos grupos que amenizarán la tarde. Entre ellos se destacan Los Izquierdos de la Cueva, Ricky Maravilla, Armando Marcelo, Wanabara, Macúmbicos, Willy Campero, Luisito Royano, La Ferro Band y Chano y sus tropicales.
Será una fiesta para toda la familia, con entrada libre y gratuita, baile y mucha alegría.
Con un toque andino
El carnaval andino se vive con toda intensidad en la casa de Severo Báez (Pje. Echenique 1074), que alberga a todos los residentes vallistos y puneños en Salta.
Los ritos ancestrales dirán presente una vez más en la ciudad.
Durante todos los domingos de enero y febrero se realizarán encuentro para preparar la llegada del carnaval andino, que se desenterrará el 19 de febrero.
La primera jornada, prevista para mañana, se pospondrá para el próximo domingo 21, en solidaridad con los copleros afectados por el temporal registrado en Jujuy recientemente.
El 22 de enero, desde las 10, copleros de la Puna, Valles Calchaquíes y de Lerma, Anta e Iruya realizarán un gran encuentro. Habrá ruedas de puntos y contrapuntos. al son de violines, fuelles, bandoneones, cajas, quenas y erkes.
Todas los domingos, los Báez recibirán a los visitantes con delicias regionales.
El 29 de enero será la flechada, una especie de bendición del local, donde se debe derribar con una flecha de madera un huevo de gallina colocado en el techo. Luego se danza al ritmo de carnavalitos. "La flechada se hace en el campo al inaugurar una casa o un local", cuenta a El Tribuno la coplera Rafaela Gaspar, esposa de Severo.
El 5 de febrero será la chayada de cajas. Se les echa agua bendita, chicha, cerveza, serpentinas, papel picado y son sahumadas. Las cajas se "enfloran" con pompones de colores hechos con lana de oveja. la albahaca es infaltable.
"Se las chaya para que no se rompan durante el carnaval", dice Rafaela.
El 12 de febrero será el cncuentro de comadres y compadres para preparar la chicha y la aloja, mostrar a sus ahijados y entregar sus ofrendas. "Se hacen rondas de coplas en las que contamos todo lo que nos pasó en el año y se les hacen obsequios a los ahijados", señala por su parte Severo Báez.
El papel picado, las serpentinas y la albahaca también dirán presente al moemnto de los contrapuntos entre ambos.
Finalmente, el gran día será el 19 de febrero, con el desentierro del carnaval. El momento más esperado será la apertura del mojón, a las 15, al son de coplas y bagualas. Se convidará a los presentes la bebida del año anterior extraída del mojón. "Es un bullicio total, cantan todos y se baila el carnavalito alrededor. es una algarabía total", dice Severo.
"Les pedimos permiso a la Pachamama, a Dios y a la Virgen. Es un carnaval familiar, ameno y sano. No jugamos con agua ni con harina, sino de la manera en que lo hacían nuestros ancestros", dice Rafaela.
Los festejos seguirán durante todo febrero y parte de marzo en el Centro de Residentes Vallistos y Puneños (156059072).
La gastronomía
Asado, cerdo y cordero "guateado", hecho en horno de barro, picante de mondongo y chanfaina, un guiso realizado con menudos del cabrito. También empanadas, locro, choclo con queso, habas, papas andinas, sopa de gallina, anchi con pelones y mazamorra. Habrá patios copleros y carperos y mucha música.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...