"Yo siempre hablé con mi hija para que no fuera a la cárcel y se retire de esa relación, pero ella se quedaba callada, agachaba la cabeza y no me contestaba. No me hizo caso...". La voz se le quebró a Juan Neri, padre de Andrea, la jovencita de 19 años, madre de un bebé de dos meses, asesinada el jueves por su pareja y padre del niño, Gabriel Herrera, durante una visita íntima en el penal de villa Las Rosas.
Según el hombre, se enteró de que su hija mantenía una relación con Herrera (quien en 2006 había asesinado a su primera esposa y por ello purga una condena) "dos meses después de que ella comenzó a ir al penal. Desde ese momento la hablé para que no vaya y se retire, porque tenía conocimiento de que el tipo había matado a la primera mujer", afirmó.
Ayer, en una casa de velatorios de calle San Luis, parientes y amigos de la familia estuvieron durante la noche -cuando la Fiscalía Penal ordenó entregarles el cuerpo tras la autopsia- hasta las 17, cuando inhumaron los restos de la joven.
Sin consuelo, el padre de la chica apuntó su dolor contra su exesposa -madre de Andrea- por haberla llevado a la cárcel, circunstancia en la que conoció a Herrera. Esto sucedió hace poco más de un año, cuando ambas fueron a visitar a un sobrino de la mujer que cumple una condena en el penal. Allí Andrea mantuvo el primer contacto con Gabriel Herrera y luego de dos o tres encuentros iniciaron una relación amorosa.
"De todo esto a la única que hago responsable es a la madre de mi hija, porque ella la llevó a la cárcel, ella la entregó a este tipo", aseguró.
El silencio de la muchacha ante su padre incluyó la primera etapa del embarazo. "La veía pasar y le preguntaba si estaba embarazada y ella me decía "no papá, no'', hasta que un día mi hijo mayor me lo confirmó", dijo el hombre.
El padre dijo que su pequeño nieto permanece con su nuera. "Ella lo está amamantando ahora, a partir del lunes voy a ver, porque tengo abogados que se ofrecieron para ver qué hacer con mi nietito", señaló.

Herrera no declaró

Gabriel Roberto Herrera, de 39 años, fue imputado ayer por el delito de homicidio doblemente calificado por la relación de pareja y por el género en perjuicio de Andrea Edith Neri, de 19 años, en un trámite que se realizó durante la mañana en el Ministerio Público Fiscal.
Tras la acusación, el fiscal penal 1 de la Unidad de Graves Atentados, Pablo Rivero, le ofreció dar su versión de los hechos. Sin embargo, el doble femicida (en 2006 asesinó a su primera esposa) se abstuvo de declarar. Herrera fue asistido por un defensor oficial.
Tras la audiencia, el fiscal Rivero informó que continúa el análisis de elementos de pruebas relevados el jueves en el penal.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...