"Me siento orgullosa de ser actriz gracias a vos". Con estas palabras, Viola Davis presentó a Meryl Streep , una de las homenajeadas de la ceremonia de los Globos de Oro 2017 . La multipremiada actriz subió entonces al escenario y dio un encendido discurso con respecto a la situación política de los Estados Unidos en el que hizo una clara alusión a algunos postulados y actitudes del electo presidente, Donald Trump .

Con todos los presentes de pie, Streep tomó la palabra y habló de lo que representaría echar del país a todos los extranjeros; de lo peligroso que es que un poderoso utilice su poder para burlarse de otros, pues "la violencia engendra violencia"; e hizo hincapié en la importancia que tendrá el periodismo en esta nueva etapa política. Para cerrar, hizo referencia a una frase de quien fue su amiga, la recientemente fallecida Carrie Fisher.

Aquí, el discurso completo:

"Gracias a la prensa extranjera de Hollywood. Todos los que estamos aquí pertenecemos a varios de los sectores más vilipendiados del mundo, piensen en ello: Hollywood, extranjeros y la prensa. ¿Pero quiénes somos nosotros? ¿Qué es Hollywood? Gente de un montón de sitios. Yo nací y fui educada en los colegios públicos de Nueva Jersey; Viola nació en Carolina del Sur; Sarah Paulson nació en Florida criada por una mujer soltera; Sarah Jessica fue una niña más de una familia de Ohio de entre siete u ocho hermanos, Amy Adams nació en Vicenza, Italia; y Natalie Portman nació en Jeruslalén, donde se dan certificados de nacimiento. Y la bella Ruth Negga nació en Addis Abeba en Etiopia y fue criada en Irlanda; Ryan Gosling, como casi toda la gente simpática, nació en Canadá; y Dev Patel nació en Kenia y fue criado en Londres y está aquí por interpretar a un indio criado en Tanzania. Hollywood está lleno de forasteros y si los echas a todos no tendrás nada que ver salvo fútbol y artes marciales que no son arte.

El único trabajo de un actor es representar las vidas de personas diferentes y haceros sentir lo que se siente. Ha habido muchas interpretaciones potentes este año. Trabajos que nos han dejado sin aliento. Pero este año ha habido una que me ha impresionado. Y no porque fuera buena, no había nada de bueno en ella, pero fue efectiva e hizo su trabajo. Hizo que todo su público se riera. Fue ese momento, en el que la persona que luchaba por sentarse en el asiento más respetado del país imitó a un reportero discapacitado, alguien a quien superaba en privilegio, poder y en la capacidad de defenderse. Me rompió el corazón cuando lo vi y aún no me lo puedo sacar de la cabeza. No era una película, era la vida real. Y ese instinto de humillar, cuando además lo ejemplifica alguien con una plataforma pública con ese poder, se filtra a todos los ámbitos, le da permiso a otras personas a hacer lo mismo. La falta de respeto invita a la falta de respeto, la violencia invita a la violencia. Cuando los poderosos utilizan su poder para acosar a otros, todos perdemos.

Y esto me lleva a la prensa, necesitamos a la prensa, que saque a la luz todas las humillaciones. Por eso los fundadores consagraron a la prensa y a sus libertades en nuestra constitución. Por eso pido a todos aquí que apoyemos a nuestros periodistas. Nosotros los necesitaremos para seguir adelante, y ellos nos van a necesitar a nosotros para salvaguardar la verdad.

Una cosa más. Un día, que yo estaba en el set de filmación quejándome por trabajar después de la cena o más horas de las que esperábamos, o algo así, Tommy Lee Jones me dijo: ¿No te parece que es un privilegio el ser actor? Sí, lo es, y todos nosotros nos lo tenemos que recordar y la responsabilidad que tenemos en términos de empatía. Tenemos que estar muy orgullosos del Hollywood que representamos aquí esta noche. Como mi queridísima amiga, la princesa Leia, me dijo una vez: ´toma tu corazón roto y transfórmalo en arte´".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...