Habló Claudio Landriel, el árbitro agredido en el fútbol güemense

Otra vez la violencia empañó al fútbol del interior y otra vez sucedió en General Güemes, donde hubo otra repudiable agresión a un árbitro.
La última había ocurrido a fines de mayo del año pasado cuando el colegiado Cristian Tula sufrió una golpiza por parte de jugadores del club 135 Viviendas y tuvo que ser internado por las lesiones recibidas. 
Esta vez le tocó a Claudio Landriel, quien el último domingo era el encargado de impartir justicia entre La Tablada y 135 Viviendas. Todo comenzó en el entretiempo cuando antes de ingresar a los vestuarios Landriel decidió expulsar a Carlos Pastrana, jugador de La Tablada, por insultar al DT de 135 Viviendas, Marcelo Peñaloza. La Tablada ganaba en la primera mitad por 1 a 0.
“A Pastrana se lo retiró del campo de juego pero este decidió ir a la tribuna para incentivar a los hinchas para que rompan un portón e ingresen a la cancha”, sostuvo Landriel, quien comentó cómo siguió todo en el complemento.
“En el segundo tiempo dio vuelta el partido 135 Viviendas por 2 a 1 hasta que a los 27’ el número 10, José Rodríguez, me protestó una jugada. Ya tenía una amonestación, lo toleré, me siguió protestando, le mostré la segundo amarilla, lo expulsé, me increpó y me tiró un golpe de puño en el rostro más una patada. Ingresaron simpatizantes, se prendieron otros jugadores y recibí puntapiés en el rostro y golpes de puños por parte del jugador Nº 2 (Manuel Salinas), el Nº 6 (Leonardo Valdez), Nº 10 (José Rodríguez) y el camillero de La Tablada, el señor Germán Mercado”, contó Landriel. Y todos fueron identificados de acuerdo a la planilla del partido.
También fueron informados el Nº 5 (Nahuel Vaca), Nº 9 (Armando Carrizo), Nº 11 (Mauro Navarro), Nº 16 (Kevin Luna (y el Nº 19 (Carlos Pastrana).
Por las agresiones, el árbitro, de 25 años, tuvo que ser trasladado hasta el nosocomio. “Tuvimos que ir al hospital de Güemes, tenía heridas en el rostro y golpes en mi pierna derecha. Luego fui a la comisaría a realizar la denuncia. El que estuvo presente fue el secretario de la Liga Güemense, Dante Cepeda”, continuó.
Desde el entorno del club La Tablada, nadie se comunicó con el juez agredido. “Me mandaron un audio de un dirigente de La Tablada diciendo que yo era soberbio en el partido”. 
Por último, y más allá de pasar un mal momento, Claudio Landriel remarcó sus ganas de continuar arbitrando en el fútbol güemense. “Tengo muchísimas ganas de seguir dirigiendo, lo bueno es que no tuve miedo, es la profesión que yo amo, tengo 25 años, tengo un proyecto de vida junto al referato. Lo único que tengo para criticar es que durante la presidencia de Rubén Alderete en la Liga Güemense, nunca pasó algo así y con esta nueva directiva (Carlos Leiva actual presidente) ya son dos casos”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...