¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

18°
25 de Febrero,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Gestionan ante el Banco Mundial US$70 millones

Los fondos se usarían para sanear minas de uranio, pero Don Otto quedaría otra vez afuera .
Domingo, 14 de octubre de 2018 00:00

La Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) comenzó a gestionar ante el Banco Mundial un nuevo préstamo, por 70 millones de dólares, para avanzar con las remediaciones ambientales que están pendientes en siete sitios uraníferos del país.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

La Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) comenzó a gestionar ante el Banco Mundial un nuevo préstamo, por 70 millones de dólares, para avanzar con las remediaciones ambientales que están pendientes en siete sitios uraníferos del país.

La mina salteña Don Otto está en la lista de intervenciones prioritarias detrás del yacimiento Los Gigantes, de Córdoba, y de la planta de procesamiento que aun opera una sociedad anónima del Estado, Dioxitek, en la capital de la provincia gobernada por Juan Schiaretti.

La mina Los Gigantes fue explotada entre 1982 y 1990 a unos 30 kilómetros de Villa Carlos Paz. En el yacimiento hay 2.400.000 toneladas de colas de mineral que serían encapsuladas junto a otras 57.600 toneladas de residuos con baja radiación que se trasladarían hasta allí desde el complejo fabril de Alta Córdoba.

Julián Gadano, subsecretario de Energía Nuclear, abrió un nuevo interrogante sobre la restitución ambiental pendiente en la mina Don Otto, al señalar que las intervenciones proyectadas en Córdoba costarían 70 millones de dólares, o sea el monto completo del nuevo préstamo que se gestiona ante el Banco Mundial.

El anterior, de US$30 millones de dólares, se gastó en el saneamiento de las minas mendocinas Huemul y Sierra Pintada, que se completo en Malarge en septiembre de 2017 tras cinco años de intervenciones.

Los residuos constituyen fuentes potenciales de repercusión química y radiológica. Pueden provocar daños al ambiente y la salud si se dispersan por efecto de los vientos, las lluvias y la erosión.

Las colas de mineral -material del cual se ha extraído la mayor cantidad posible del uranio- se caracterizan por sus grandes volúmenes y las concentraciones de radionucleidos naturales de larga vida. Alrededor del 15% de la radioactividad original del mineral pasa al concentrado y una vez que los radionucleidos de corta vida han decaído, el 70% de la radiactividad original del mineral permanece en las colas.

Las colas contienen, además, metales pesados (plomo, cobre, zinc, vanadio, cromo) y otros compuestos adicionados durante el proceso, tales como amonio, nitrato y solventes.

Dependencia nuclear

Hoy la Argentina importa el 100% del uranio

220 Es el volumen de concentrado de ura­
nio que consumen las centrales nuclea­
res Atucha I, Atucha II y Embalse.
 

 

62 millones de dólares

Fue el monto que desembolsó el país 
por la importación de uranio en 2015. 
Hoy el precio está más bajo.
 

Temas de la nota

PUBLICIDAD