Inseguridad en Salta: la realidad le da la razón a Kike Teruel

Kike Teruel tiene razón: Salta es insegura. La decisión del músico de exiliarse con su familia en Montevideo por la inseguridad que percibe en la capital salteña sorprendió a muchos y puso en la agenda mediática un tema que parecía no afectar a la provincia, pero las estadísticas criminales terminan por avalar la postura del integrante de Los Nocheros.

El Ministerio de Seguridad de la Nación publicó, en agosto pasado, dos informes que ubican a Salta entre los distritos con peores indicadores del país en materia de seguridad, tanto en lo que percibe la población como en los datos crudos sobre cantidad de hechos delictivos.

"Siento que es una cuestión que no la puedo manejar, sobre todo porque en medio de todo está mi familia", dijo Teruel el 30 de octubre a El Tribuno luego de enterarse, mientras estaba de gira artística en España, de que habían intentado entrar a robar a su vivienda del barrio Tres Cerritos. Esa fue la gota que rebalsó el vaso, tras otros hechos de robo que sufrió, que determinó su mudanza hacia la capital uruguaya.

Desde el Ministerio de Seguridad de la Provincia trataron de minimizar la denuncia de Teruel. El ministro Carlos Oliver y el secretario del área, Jorge Ovejero, aseguraron que no hay inseguridad en la zona residencial donde vive el músico y adjudicaron la migración de la familia del "nochero" a cuestiones personales relacionadas a un secuestro que sufrió su esposa en Buenos Aires en 2001.

De acuerdo al Sistema Nacional de Información Criminal, en Salta se registraron 16.815 robos durante 2017, lo que la posiciona en el quinto lugar del país con el mayor número de esos delitos contra la propiedad al comparar la cantidad de hechos por habitantes. En esa relación, cada 100.000 salteños 1.227 sufrieron un robo el año pasado. Por arriba quedó Mendoza, con una tasa de 1.312 robos cada 100.000 personas, Catamarca (1.381), Córdoba (1.668), Neuquén (2.045) y Capital Federal (2.226).

En cuanto a hurtos, que es también un delito contra la propiedad pero sin mediar una agresión a las víctimas (lo que le pasó a Teruel), la provincia se ubica en el segundo lugar de la ranking delictivo argentino. El año pasado se reportaron 15.948 hurtos en Salta, una tasa de 1.163 cada 100.000 habitantes, apenas superado por la Ciudad de Buenos Aires, que tuvo un tasa de 1.375.

Otro dato que da cuenta de la situación real que atraviesa Salta es la cantidad de denuncias de amenazas que se registraron en 2017. Ese delito contra la libertad está tipificado en el Código Penal y se refiere a la persona que hiciere uso de amenazas para alarmar o amedrentar a otros. Incluye los casos de coacción.

Las dependencias policiales tomaron 16.882 denuncias de amenazas el año pasado, la tasa es de 1.232 cada 100.000 personas, solamente superada por Catamarca, con una tasa de 1.380.

Delitos contra el hogar

Junto al informe sobre el Sistema Nacional de Información Criminal, el Ministerio de Seguridad publicó la Encuesta Nacional de Victimización. Allí se advierte que Salta fue en 2016 la jurisdicción con mayor cantidad de delitos contra el hogar (robo o hurto en vivienda u otras propiedades) del país.

La tasa de prevalencia de esos delitos es del 20,4% en la provincia. Es decir que de cada 100 familias salteñas a 20 le robaron.

La media nacional de prevalencia es del 13,6%. Por abajo de Salta se encuentran Tucumán (20,3%), Jujuy (18,5%) y Catamarca (18%).

.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...