Construyeron un puente pero denuncian que es una "vergüenza"

Un precario puente que sirve para que al menos 84 niños de la comunidad wichi del paraje norteño La Media Luna, fue hoy noticia nacional precisamente porque está a punto de ser terminado pero denuncian que ya es una "vergüenza" por la falta de seguridad que representa. 

Se trata de un puente para cuya construcción -el anterior se inundaba siempre- gestionó los fondos la Fundación Resilient, con base en Córdoba y a raíz también de una juntada de firmas para ayudar a las familias del lugar que constantemente quedan aislados en épocas de lluvia. Sirve para que los maestros puedan ir a enseñar a la escuela Nº 4757 que se ubica muy cerca de la comunidad y para que los vecinos no pongan en riesgo sus vidas cada vez que cruzan o crece el río. El puente, en sus condiciones anteriores incluso se cobró una vida en marzo de 2016. 

A raíz de tal iniciativa se hizo un nuevo puente pero sigue representando un peligro para cualquier persona que lo cruce ya que no cuenta con una baranda de seguridad apropiada, no se empotraron los extremos ni se puso una bolsa de cemento. Según informaron desde la Fundación, la obra fue hecha con el dinero del Fondo para Desastres Naturales que giró la Nación al gobierno de la Provincia y cuya construcción quedó a cargo del municipio de Embarcación. 

La imagen puede contener: exterior y naturalezaEl intendente Llaya de Embarcación, fue a supervisar las obras del mencionado puente. 

"Miren la pésima obra del puente para los niños. Barandas que no cumplen las normas de seguridad. Se olvidaron de empotrar los extremos. No pusieron ninguna bolsa de cemento. Los encargados de la obra desconocen la vergüenza y la responsabilidad. Este puente fue reparado con el dinero del Fondo para Desastres Naturales que giró la Nación al Gobierno de Salta y cuya recosntrucción está a cargo el Intendente de Embarcación, Alfredo Llaya. TODOS los argentinos pusimos dinero para reparar este puente!", escribió la presidenta de la Fundación, Marcela Cantera en las redes sociales. 

Unas 50 familias viven en el paraje La Media Luna, a 130 kilómetros del municipio de Embarcación, en pleno Chaco salteño. Como siempre, la crecida del Bermejo también los inundó a ellos en el pasado verano. Aunque la población más cercana de esta comunidad wichi es Fortín Dragones, a 25 kilómetros, el colapso de un puente precario y las huellas indomables de monte cubiertas de agua no dejaban pasar ni a los vehículos doble tracción. 

 

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...