“Los aprendizajes en los profesorados, de mala calidad”

Para la experta en educación, Guillermina Tiramonti, los resultados de la evaluación nacional Enseñar muestran que es necesario y urgente pensar en políticas destinadas a mejorar la situación de las instituciones de formación docente debido a que esta formación influye directamente en los aprendizajes de los alumnos.
Tiramonti es docente e integrante del Consejo Académico de la Maestría en Ciencias Sociales con orientación en Educación de FLACSO, maestría que dirigió entre los años 1995 y 2013. 
En diálogo telefónico con El Tribuno, la especialista destacó que ahora se podrán diseñar políticas de cambio en los contenidos y las prácticas de enseñanza de los institutos sobre datos reales y no supuestos e instó a las provincias a realizar cada una su propio plan.
“El informe es un insumo fundamental para pensar políticas de cambio en la formación docente y no sólo políticas de regulación sino también políticas que vayan justamente a los procesos de enseñanza dentro de los institutos”, dijo.


¿Qué análisis hace de los resultados de la prueba Enseñar que muestran que el 40% de los futuros docentes tiene dificultades en lectura y escritura?
Sí, en lectura, escritura y también en práctica pedagógica. Nosotros sabíamos que la situación de los aprendizajes en los profesorados era de mala calidad. En realidad, yo creí que iba a ser peor; esto muestra que es necesario pensar en ciertas políticas destinadas a mejorar la situación de las instituciones de formación docente y abandonar posiciones destinadas a achicar o actitudes de resistencia a la intervención para hacer cambios. Es urgente porque la formación de los docentes influye directamente sobre los aprendizajes de los alumnos, si los docentes no pueden escribir adecuadamente, si no pueden leer y extraer las principales ideas de un texto y hacer una reflexión sobre ello es difícil que puedan organizar un trabajo áulico.
De hecho las principales debilidades en la escuela secundaria son la lectura y la escritura...
Efectivamente, la lectura, la escritura, las matemáticas. El informe es un insumo fundamental para pensar políticas de cambio en la formación docente y no sólo políticas de regulación para racionalizar la organización de los institutos que también hay que hacerlo sino también políticas que vayan justamente a los procesos de enseñanza dentro de los institutos.
Maneja datos del norte argentino...
No, el informe no tiene ninguna referencia por localidades, es un informe general sobre una muestra de institutos nacionales que tampoco es representativa, pero es orientativa de lo que pasa. Lo que dice el informe es que hay mucha dispersión en la calidad de los institutos tanto en privados como estatales, hace algunas asociaciones que son interesantes. Por ejemplo, los institutos con un número medio de alumnos entre 200 y 400 tienen mejores resultados que aquellos que son menores o mucho más grandes. Los institutos situados en ciudades no muy pequeñas también tienen mejores resultados, los institutos cuyos directores han concursado y tienen una buena trayectoria de capacitación también los alumnos tienen buenos resultados. Asociaciones que permiten guiar una intervención sobre los institutos.
¿Qué lectura hace de los datos complementarios que se obtienen de sexo, edad, situación laboral?
Que la gran mayoría son mujeres ya lo sabemos desde hace mucho. Que una proporción importante trabaje yo diría que puede ser un indicador del sector social que está asistiendo a esos institutos, pero en realidad no estoy muy segura de eso porque la gente joven de más de 20 años que tiene la posibilidad por lo general trabaja, aunque no sea por necesidad económica. En ese punto si me parece importante destacar que hay un porcentaje de casi el 50% que elige la docente después de haber elegido otra carrera. Es la segunda opción la docente. Casi todos son mayores de 23 años, es decir, no son chicos que salen de la secundaria y van a hacer la carrera docente sino que lo han pensado al tema.
Ese dato usted lo toma como positivo...
No necesariamente, pero si que han pensado qué carrera seguir. Lo que no es positivo es que la docencia sea una segunda o tercera opción. Intenté en la universidad, intenté otra carrera, como no me fue bien voy a la docencia. El informe hace una asociación positiva entre aquello jóvenes que declaran seguir la docencia porque es la carrera que quieren hacer, valoran la educación, son jóvenes que tienen mejores resultados que aquellos que declaran hacer la docencia porque es una posibilidad rápida de conseguir un trabajo formal. 
Lo que quiere decir es que la vocación todavía sigue jugando un papel. 
Con este panorama, ¿cómo se hace para brindar una educación de calidad?
Haciendo un plan, si bien con la orientación general del Infod a nivel nacional, cada jurisdicción tiene que hacer un plan para mejorar sus institutos de formación docente. Ha habido durante muchos años mucha resistencia a hacer modificaciones en los institutos. Ha llegado la hora de que quienes resisten piensen primero en los alumnos y acuerden con las autoridades una propuesta de mejora, una propuesta integral, que dé cuenta de las problemáticas de aprendizajes que tienen esos jóvenes y pensemos la forma de restituir aquellos capitales, recursos, que los alumnos que optan por la docencia no tienen y hacer un seguimiento de las trayectorias de los estudiantes a docencia para lograr que aquellos que terminan la carrera la terminen con todos los instrumentos que necesitan para ser protagonistas de una educación de calidad para las nuevas generaciones.
En estos tiempos y para esas futuras generaciones, ¿qué perfil de docente se necesita?
Hay instrumentos básicos sin los cuales no se puede ser docente. Sin manejo de la lectura y escritura, es difícil. Habrá que reforzar eso, también algunas prácticas pedagógicas que aparecen como muy débiles, como el tema de cómo evaluar a los alumnos. 
Hoy en día hay una discusión sobre cuáles son las metodologías de evaluación más adecuadas, pareciera que eso está muy flojo en los institutos y también, que está con problemas el tema de pensar prácticas pedagógicas que atiendan a chicos que tienen dificultades en el aprendizaje. 
Eso quiere decir que los institutos siguen pensando que hay un alumno promedio, que se enseña para ese alumno promedio y el que no puede aprender se va. Cuando ahora estamos pensando en una escuela para todos. Hay mucho trabajo por hacer, que los funcionarios, los gobiernos se pongan a trabajar y hagan una propuesta que se pueda llevar adelante.
.
.
.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...