Autoridades sanitarias reconocen que el vertedero San Javier impacta en la salud

La relación entre las más de 800 toneladas de basura que ingresan diariamente al vertedero San Javier y los problemas de salud que sufren los vecinos de la zona sudeste genera preocupación. "Se asume que el impacto existe", afirma un informe que emitió el Ministerio de Salud al respecto.

El documento se realizó a pedido de los vecinos, en el marco del recurso de amparo que presentaron el año pasado contra la empresa responsable del vertedero, Agrotécnica Fueguina, la Secretaría de Ambiente de la Municipalidad y la Secretaría de Recursos Hídricos de la Provincia por contaminación y mala administración.

El escrito destaca la importancia de la prevención a corto plazo y dice que la contaminación puede afectar la salud, "en especial si el vertedero no cumple con estándares técnicos determinados por especialistas".

El hospital Papa Francisco y la Coordinación General de Epidemiología facilitaron los datos que fueron incluidos en el documento y que se presentaron como prueba en la causa.

Patologías

Enfermedades dermatológicas, respiratorias (asociadas a malos olores), cuadros diarreicos, parasitosis y alergias son las patologías que señalan como recurrentes los jefes de centros de salud, agentes sanitarios y personal de enfermería que atienden diariamente a los vecinos de los centros sanitarios cercanos al vertedero.

Sin embargo, Daniel Romero, gerente del hospital Papa Francisco, trató de bajarle el tenor al informe. Para el profesional a cargo de la institución de la que dependen los 32 centros de salud de la zona sudeste, la información que aportaron los profesionales es una "percepción subjetiva".

"Se presume que debe haber en algún sentido, algún impacto, alguna influencia", aseguró el profesional, que no se mostró de acuerdo con los términos utilizados en el documento, que firmó Wenceslao Saravia Toledo, coordinador de relaciones institucionales y asuntos legales del Ministerio de Salud Pública.

"Yo no lo hubiera puesto así", dijo Romero y añadió: "No se le puede dar un rigor científico. Nosotros pasamos esos datos, pero no podemos aseverar".

El informe en el que se asume la incidencia del vertedero en los problemas de salud de la población del sudeste de la capital aclara que "la determinación causal y el nivel de impacto requieren tiempo de evaluación".

Realizar una comparación con estadísticas anteriores es complejo, ya que por un cambio de en el sistema de recolección de datos, no hay información previa a 2016 y 2017.

La prueba
Para Luis Segovia, el abogado de los vecinos, el informe es una prueba firme. “El Ministerio de Salud ha sido contundente. Para ellos el vertedero impacta en la salud de la población. Con eso, en conjunto con otras pruebas, demostraré que el vertedero está afectando a la salud de la población”, aseguró.
Segovia señaló que si las acciones preventivas se hubieran realizado a tiempo, se podrían haber disminuido las consecuencias ambientales que llevaron a iniciar una causa judicial. 
“No se cumple con la disposición municipal de distancia mínima. Si el vertedero tuviera una barrera forestal en todo el perímetro, el impacto hubiera sido menor. Pero nunca cumplió lo que decía el contrato que comenzó en el año 1999, y por más que hagan ahora la barrera forestal, llevará tiempo que tome el grosor que debería tener”, advirtió.

Incertidumbre

Actualmente se está tirando la basura en una de las trincheras que ya había sido clausurada y se espera una membrana para comenzar a utilizar una nueva. Luego de que el Tribunal de Faltas reprochara que el municipio se haga cargo de los 24 millones que cuesta la membrana, aún no hay novedades.
“Otra de las obligaciones que tenían era cerrar cada módulo con cobertura vegetal. Pasaron veinte años y eso tampoco se cumplió”, manifestó Luis Segovia. 
El juez de la Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial, Marcelo Domínguez, está a cargo de la causa. En la última audiencia que hubo por el caso le llamó la atención a Agrotécnica Fueguina por no haber presentado un estudio de impacto ambiental. 
“El juez dijo que el Estado debe preocuparse por las incidencias. Van a tener que tomar muestras tanto del río como de las napas del vertedero subterráneas y evaluar si existe o no contaminación”, informó, en tanto, el abogado que representa a la municipalidad, Sebastián Aguirre Astigueta.
A partir de este caso, desde el hospital Papa Francisco informaron que llevará a cabo una investigación que podría comenzar el año próximo. “Estamos haciendo una base para ir teniendo un registro. La única forma de aducir que algún problema ecológico tiene incidencia en la salud es haciendo un estudio específico para eso”, indicó Daniel Romero. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...