Cruce entre la intendencia y la Policía por la invasión mantera

El lunes 24 de diciembre el microcentro de la ciudad fue un caos. Muchos empresarios consultados se animaron a decir que fue "tierra liberada" para los manteros. Los vendedores callejeros comenzaron a asentarse en las peatonales a partir de las 11 en las vísperas de Nochebuena.

Pese a denuncias de los dueños de los comercios, la horda de manteros fue imparable. La situación se complicó aún más cuando Tránsito municipal decidió impedir el acceso vehicular por calle Urquiza. Esa medida dio vía libre para que los puesteros se instalaran en la calle. Según cálculos de la Subsecretaría de Control Comercial, en la zona del microcentro hubo casi 600 vendedores. Un dato que no es menor, es que desde el organismo municipal denunciaron que había puesteros de otras localidades como San Pedro o Perico (Jujuy).

Esta situación provocó el disgusto y bronca de los empresarios salteños que durante este año fueron duramente castigados por la dura crisis que está atravesando el país, donde el comercio es fuertemente golpeado por esta recesión.

Desde la Cámara de Comercio e Industria de Salta todavía no hicieron un relevamiento de las pérdidas que significó la aglomeración de manteros, pero empresarios denunciaron ante esta entidad que representó una pérdida de entre un 20 y 30 por ciento en una fecha clave para los comerciantes.

Fuego cruzado

Ayer, durante la mañana hubo fuego cruzado entre la Policía de Salta y la Municipalidad. El subsecretario de Control Comercial, Nicolás Avellaneda, contó que "los dejaron solos", en referencia a la presencia policial, y que fueron desbordados por la situación.

El jefe de la Policía de Salta, Ángel Silvestre, en conferencia de prensa, responsabilizó a la Municipalidad por cortar la calle Urquiza entre las peatonales para que los manteros trabajen en el lugar y no coordinar el trabajo para la ocasión.

"La crítica fue porque en ese momento gente de Control municipal, a cargo del inspector Díaz, habían dispuesto de que se corte esta arteria con Tránsito municipal colocando vallado para que impida la circulación vehicular y los manteros se ubicaron en la zona de la calle Urquiza. En todo el microcentro tenemos 80 efectivos que estaban asentados en diferentes lugares, en forma exclusiva para los manteros había 14 policías. No es una cuestión nuestra sino que fue la gente de Control la que dispuso que se corte esta calle", afirmó el jefe de la Policía.

Por su parte, el subsecretario municipal, en diálogo con El Tribuno, volvió a ratificar que durante el 24 de diciembre fueron dejados solos, y que la Policía no los "acompañó" como lo venía haciendo los días anteriores.

El funcionario municipal realizó una autocrítica y afirmó que fue una desinteligencia desde el área de Tránsito cortar la Urquiza, una de las calles que forma parte de uno de los puntos más críticos del microcentro. "Lo que terminaron haciendo es peatonalizar la zona. Obviamente, yo les hice el reclamo formal a los directores del área de Tránsito y ya les solicite que para la próxima fecha no hagan lo mismo", expresó Avellaneda.

Comerciante enojado

"Acá no hay que echar culpas sino hay que tomar el toro por las astas y ponerse a trabajar. Yo estuve en el lugar y hubo una invasión de manteros. Vi que Tránsito cortó la calle desde Ituzaingó hasta Buenos Aires y eso fue tierra de nadie. Toda la Urquiza era prácticamente una feria porque hasta en la calle había gente vendiendo. Eso indudablemente al comercio le afectó de sobremanera, principalmente al que está en esa zona", contó Jorge Vian, vicepresidente de la Cámara de Comercio e Industria de Salta.

Aunque desde la institución no hicieron un relevamiento, el empresario consideró que en esos lugares por lo menos hubo una pérdida entre un 20 y 30 por ciento. También denunció que no solo eran los manteros que se asientan en las peatonales después de las 22, sino que había vendedores que llegaron de otras provincias como Jujuy o Catamarca.

"De esa zona vinieron los llamados denunciando la situación y pidiendo que por favor llamemos a la policía porque era impresionante la cantidad de manteros", remarcó.

Prevenir

Para las próximas fechas festivas que se aproximan, Año Nuevo y Reyes, desde Control Comercial van a pedir que la Policía actúe de forma preventiva y que no esperen que los manteros se asienten en las peatonales. "No nos sirve de nada que haya policías parados en la esquina. Lo que estamos pidiendo es que actúen de manera preventiva y evitar esta invasión porque una vez que se asentaron no los sacas. Si alguien esperaba que yo dé instrucciones de ir por la fuerza o de reprimir, olvídense, no voy a llegar nunca a eso, hay que trabajar de manera preventiva", finalizó Avellaneda.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...