Grupos provida rechazaron el aborto no punible en casos de violación

Grupos de salteños autodenominados "pro vida" se manifestaron en las puertas del Hospital Materno Infantil ayer para pedir por la derogación del protocolo de aborto no punible. Este permite que las mujeres accedan a la práctica en casos de correr riesgo la vida de la madre o en casos de violación.

Bajo un sol apremiante, pasado el mediodía, alrededor de 60 personas cortaron media calzada de la avenida Sarmiento con carteles celestes y rosados en los que, además de pedir "por la vida", reclamaron la derogación del protocolo.

Si bien algunos justificaron oponerse porque el protocolo no "estaría siendo respetado a raja tabla"; otros aseguraron rechazarlo por el aborto en sí. Como Patricia Díaz, de 42 años, que envuelta en banderas celestes aseguró: "Vine en contra de que no se respete la vida del ser humano. Pedimos que se derogue el protocolo porque el gobernador había pedido que en caso de violación haya aborto no punible. No estoy de acuerdo porque soy una persona que no puede tener más hijos, estoy a favor de la adopción. Si esa persona da en adopción puedo beneficiarme y ser mamá de nuevo".

Salta adhirió este año al protocolo de aborto no punible luego de que explotara a nivel nacional el embarazo de una niña de 10 años a raíz de los abusos que sufrió por parte de su padrastro. La niña estaba de más de 12 semanas, por lo que no podía acceder al aborto legal ya que en la provincia estaba en vigencia el decreto 1.170/12 que, además de fijar el límite de 12 semanas, solicitaba una declaración jurada ante el Ministerio Público. Ninguno de estos dos requisitos estaba contemplado en el protocolo nacional que regía desde el 2015, luego del fallo F. A. L. de la Corte Suprema de Justicia que allanó el camino para el aborto en hospitales públicos en caso de violación.

Entre los manifestantes se encontraban personalidades políticas, como Aroldo Tonini, el diputado provincial Carlos Zapata y el diputado nacional Alfredo Olmedo, quien fue tajante y aseguró que "es peor abortar que ser violada".

Además recordó que su proyecto de banco de ADN sería una solución.

"En el caso de violación, como presidente de la Nación voy a derogar este decreto donde no se le pide nada a una mujer violada. Se le debería pedir a la mujer una pista de quién es el violador para que se sepa quién es el padre a través del ADN", señaló.

Por parte del personal sanitario del hospital, el psicólogo Tezanos Pintos indicó que "hay zonas grises" dentro del protocolo. Haciendo referencia a la asistencia psicológica que aseguró "necesita ser reforzada". "Hay otras posibilidades para acompañar más a la mujer", indicó, y advirtió que "aumentaron los casos de aborto". Aunque lamentó que no pudieron acceder a las cifras oficiales durante una reunión, por lo que realizan los cálculos en "base a la vivencia del personal de salud".

Mientras que el obstetra Esteban López Cuesta indicó que en noviembre, en el Materno Infantil, se realizaron once abortos y en diciembre, doce. "Hoy ya se utiliza cualquier causal. Enmascaran causas para largar bajo poncho el aborto. Hay una trampa en el protocolo que, según la definición de la OMS, es el perfecto bienestar biopsicosocial. Entonces causas sociales, como pérdida de trabajo, pelea con la pareja, condena social, ahora lo consideran causal", advirtió.

El médico también resaltó que las practicas aumentaron.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...