¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

20°
3 de Marzo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Pequeña de cinco años en el medio de un tormento judicial

Un video expuso el desgarrador sufrimiento de la menor y los tratos inhumanos de una jueza: “Explíquele que soy la máxima autoridad y puedo sacarla por la fuerza”. 
Sabado, 17 de marzo de 2018 19:36
Imagen ilustrativa.

Con solo cinco años, una niña vive un tormento. Presa del infortunio de sus padres, pasa sus días tratando de aislarse de ese universo. Un complejo divorcio que sus padres llevan a cabo parecería tenerla de “rehén” de una situación extremadamente triste. Sumado a ello, ayer se viralizó un video donde la jueza de primera instancia de Personas y Familia 3, Claudia Güemes, quedó en el ojo de la tormenta al referirse de manera inhumana hacia la niña. El accionar de la magistrado causó el repudio generalizado y ahora deberá ser analizado por la superintendencia.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Con solo cinco años, una niña vive un tormento. Presa del infortunio de sus padres, pasa sus días tratando de aislarse de ese universo. Un complejo divorcio que sus padres llevan a cabo parecería tenerla de “rehén” de una situación extremadamente triste. Sumado a ello, ayer se viralizó un video donde la jueza de primera instancia de Personas y Familia 3, Claudia Güemes, quedó en el ojo de la tormenta al referirse de manera inhumana hacia la niña. El accionar de la magistrado causó el repudio generalizado y ahora deberá ser analizado por la superintendencia.

A raíz del divorcio, donde los abogados de ambas partes cruzan presentaciones, una menor de 5 años padece la hostilidad del contexto. En este tipo de casos, siguiendo los designios de la ley, la Justicia debe escuchar al menor. Si bien en esta oportunidad la pequeña víctima parecería no querer estar con su madre, en su momento ambos padres acordaron junto a una psicóloga y un asesor cómo sería el régimen de tenencia circunstancial, es decir la niña fue escuchada como señala la ley.
Al separarse -sin tener aún sentencia de divorcio- y tener que decidir el destino de la niña, los padres tuvieron que ponerse de acuerdo para llevar adelante los “cuidados personales compartidos”. Tras el acuerdo de partes -de los padres-, y una vez homologado por la jueza, decidieron que la niña estaría en la casa del padre. Sin embargo, el acuerdo duró una semana porque la mujer del hombre -padre de la menor- incumplió el acuerdo formalizado.
Tras lo pactado, la madre podría retirar a su hija de lunes a viernes de la casa paterna. El miércoles pasado se cumplió el primer contacto formalizado con presencia de una psicóloga del Poder Judicial y el padre de la niña. El jueves no pasó lo mismo, la segunda visita con los términos y horarios fijados no pudo cumplirse y los abogados de la mujer -madre de la menor- presentaron un escrito para que lo homologado por la jueza se cumpliera. Para asegurar el correcto accionar de la tutela judicial efectiva la jueza Claudia Güemes se hizo presente en la casa del señor. Fue entonces cuando comenzó el calvario de la pequeña.
 


 

Poder devenido a soberbia

La superintendencia deberá revisar el accionar de la jueza de Primera Instancia de Personas y Familia 3, Claudia Güemes, en una causa originaria del Juzgado de Personas y Familia 5. Un video (ver eltribuno.info) registró el trato violento con el que la magistrada se dirigió hacia la menor. El hecho indignó a los usuarios de las redes sociales.
“Es una vergüenza que tenga que salir de los estrados del Tribunal para venir a decir cómo tienen que ser las cosas”, señaló gritando en uno de los indignantes pasajes. Haciendo gala de su investidura sostuvo: “Soy la jueza, soy más que la licenciada... Señora, explíquele a la niña quién soy, explíquele que soy una autoridad y que puedo llevarla por la fuerza pública”.

Por ahora, con su madre

Según disposiciones judiciales, la niña quedó al cuidado de su madre hasta que el padre regrese a la ciudad -estaba trabajando afuera-, instancia en que se llevará a cabo una nueva audiencia. Según trascendió, el padre de la menor denunciará el accionar del Juzgado de Familia por un “supuesto secuestro” que entendería ejercieron contra su hija. La denuncia podría quedar formalmente presentada este lunes.
Fuentes consultadas por El Tribuno indicaron también que el hombres posee denuncias por “violencia”, sin embargo y dado lo acordado en un primer momento el padre tendría más posibilidades de seguir teniendo a la menor en su casa.

 
 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD