"Me cambié de género porque tengo una convicción", "No inicié ningún trámite en Anses", son algunas de las frases que deslizó a El Tribuno Sergia Lazarovich, el salteño -o salteña- a quien acusan de haber cambiado su nombre masculino por uno femenino en el DNI solo para jubilarse antes. Además, dejó entrever que opina que los hombres no deberían obtener la jubilación después que las mujeres.

"Los medios están mintiendo, deberían informarse un poco más, están mintiendo, no inicié ningún trámite en Anses", disparó quien antes se llamaba Sergio Lazarovich, ante la consulta de este medio.

Sin aceptar una entrevista, Lazarovich, que saltó a la fama por una denuncia que afirma que modificó su documento para jubilarse a los 60 años y no esperar hasta los 65, trató de aclarar su situación.

Vistiendo una remera celeste y un jean, Sergia Lazarovich expresó que al principio se molestó por la difusión de la versión que indica que se puso un nombre de mujer solo para dejar de trabajar antes.

El caso se dio a conocer el martes en el programa radial que conduce Eduardo Feinmann por La Red. El periodista leyó un tuit de un usuario que se refería a la revolución que generó el caso entre los trabajadores de Afip.

"Estupor, incredulidad y sinrazón porque un compañero de laburo se cambió el DNI a sexo femenino, cuando es bien sabido que es masculino, cuando es bien masculino y tiene pareja", expresaba el mensaje.

"Lo hice porque estoy convencido, las motivaciones son mías y no tengo que explicarle nada a nadie", remarcó Lazarovich, y comentó que se sorprendió por la repercusión del tema. "Me enteré por mi hija esta mañana", agregó.

Lazarovich explicó que inició el trámite de cambio de género en la ciudad de Salta en junio del año pasado, pero por una cuestión normativa, lo terminó en Tucumán porque nació allá.

Ante la consulta de El Tribuno por la polémica que se generó, contestó: "Esto no habría sido un problema para nadie si todos se jubilarían a los 65 años".

Un trámite administrativo

Consultado por el tema, el director del Registro Civil de Salta, Matías Assennato, confirmó que el cambio de género de Lazarovich se concretó en Tucumán.

"Se puede iniciar el trámite en cualquier registro. Se hace una rectificación al costado de la partida y se dice que se llama Sergia, pero conserva el mismo documento. Es un trámite administrativo y tiene una duración de seis meses aproximadamente", remarcó Matías Assennato.

El titular del Registro Civil explicó que con la ley de identidad de género ya no es necesario realizar ningún trámite judicial y simplemente hay que registrar el cambio de género y nombre.

"La ley no pide como requisito que haya una intervención quirúrgica u hormonal", remarcó Assennato.

El funcionario provincial explicó que no se puede prohibir este trámite por cómo está vestida la persona que lo solicita. "Ese no es el espíritu de la ley", asintió Assennato y expresó que se debe dar una discusión en el futuro sobre lo que pasó.

"Ya cumplió los 60 años. Nosotros no tenemos nada que nos confirme que se quiera jubilar. Cómo se interpreta esto legalmente... son las cosas que empiezan a aparecer ahora con este tema", resaltó el funcionario provincial.

Todavía no inició los trámites

Ricardo Mller, director regional de la Anses en Salta, expresó que todavía no tiene registrado que Sergia Lazarovich haya iniciado los trámites jubilatorios. "Estamos todos enterados porque pasó a ser noticia. Como organismo, si la persona se presenta para iniciar el trámite jubilatorio lo puede hacer, pero después su caso va a pasar al sector jurídico", explicó el funcionario nacional.

Ricardo Mller aclaró que la Anses debe iniciar el trámite, pero eso no quiere decir que se le va a otorgar el beneficio. "Después se va a determinar si tiene derecho o no", indicó.

El jefe regional aclaró que en este caso se presentó un bache jurídico que tendrá que tomarse en cuenta y que debe ser analizado.

"No hay antecedes en Salta y creo que a nivel país tampoco. Para nosotros fue un día normal, es un organismo que atiende mil situaciones. Por ahora no repercutió en el día a día del organismo, pero es noticia. Es por eso que pido que seamos prudentes con esto por el momento, sobre todo porque no se presentó nada", finalizó.

“Nos envió una nota”

El presidente del Consejo Profesional de Ciencias Económicas, Jorge Alberto Paganetti, confirmó que Lazarovich presentó una nota solicitando que en su matrícula, como asociado a la entidad, se lo inscriba con el nombre de mujer. “Efectivamente, junto a la nota adjuntó copia del documento con el nombre de Sergia Lazarovich”, expresó el directivo a El Tribuno. 
Paganetti sostuvo: “Si bien hay leyes que avalan el cambio de género de una persona, como todo requerimiento que se hace a la institución lo vamos a poner a consideración de la comisión directiva”. E indicó que “lo que hay por ahora es un pedido de adecuación al registro de afiliado conforme la documentación que certifica que ya no se llama Sergio Lazarovich sino Sergia Lazarovich”. 
En ese sentido, el titular de la entidad que nuclea a los contadores públicos manifestó: “Al tema le vamos a dar el tratamiento que corresponde”.
Paganetti señaló que por el momento no hay ningún pedido de Sergia para acogerse a los beneficios de la jubilación en la caja de los contadores. Dijo que para obtener ese beneficio, los contadores tienen un régimen distinto al de Anses.

La ley que permitió el cambio

El nombre de pila de Lazarovich era Sergio y ahora su DNI dice que es Sergia, a pesar de que nunca confesó, al menos a su entorno laboral, que se haya reconocido como mujer.
En las redes sociales trascendió que en los últimos años había pedido reiteradas licencias en su trabajo en la AFIP.
Sin embargo, también circuló la información de que habría razones médicas que justifican sus ausencias.
El cambio de identidad de género en el DNI se puede hacer por medio de un trámite en el Registro Civil gracias a una ley nacional que se aprobó en 2012.
Antes de esta norma era necesario iniciar un proceso judicial largo y complejo para que se autorizara una modificación en el documento.
La Ley 26.743 fue reconocida como un avance importante en las políticas contra de la discriminación por razones de identidad de género.
La norma permite, en todo el país, que las personas trans puedan tener un DNI acorde a su identidad autopercibida. 
Matías Assennato, titular del Registro Civil de Salta, informó ayer que, desde que se aprobó la ley nacional los cambios de identidad fueron: 147 en 2012, 123 en 2013, 70 en 2014, 77 en 2015, 80 en 2016, 62 en 2017 y 14 en lo que va de 2018. 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...