Los profesionales que se resisten al posnet, en la mira de la AFIP

Doblegar rápidamente la asonada contra la imposición del Posnet. Especialmente entre los profesionales. Esa será una de las primeras cruzadas del flamante titular de la AFIP, Leandro Cuccioli. El recaudador considera que imponerse en esta batalla es fundamental por partida doble:

Por un lado para mejorar la recaudación, ya que se considera dentro de la AFIP -y así se lo hicieron saber los hombres que acompañaban a Alberto Abad hasta fines de marzo- que en el comercio minorista y las facturaciones profesionales se encolumna gran parte de la evasión impositiva. 

Por otro lado, cree Cuccioli que demostrando que está en condiciones de imponer la obligación de operar con Posnet, podrá mostrarse como un funcionario capaz de modificar una realidad, aunque sea sólo un cambio relativamente menor ante los grandes desafíos evasores con los que se enfrentará en su gestión. 

Desde la AFIP se tiene el dato que la cantidad de nuevos aparatos Posnet que se abrieron "on line" desde la obligación para aceptarlos que rige desde el 1 de abril es muy menor, casi marginal, con lo que pocos fueron los contribuyentes que acataron la obligación impuesta desde la gestión Abad.
El sistema apunta a la formalización de la economía y la bancarización para mejorar los controles de los pagos de todos los impuestos nacionales. Como la operación comercial a través de un Posnet queda automáticamente registrada y en blanco, el contribuyente que recibe el dinero debe liquidar si o si sus impuestos ya que la AFIP tiene los datos sobre la transacción, según publicó Ambito Financiero. 

Sin escapatoria 

Cando el pago se hace con tarjeta vía Posnet, ya no hay escapatoria. Luego, con la acumulación de facturación declarada electrónicamente, para la AFIP resulta luego más fácil controlar si un contribuyente está anotado en la categoría impositiva correspondiente, tanto en el tiempo de realizar la operación, sino también hacia atrás. La obligación reglamentada por la AFIP en los tiempos de Abad, alcanza tanto a los comercios como a los servicios profesionales, incluyendo a monotributistas y autónomos. 
El proceso de obligación ya comenzó hace casi un año para todos los locales, mayoristas, minoristas, hoteles, restaurantes o cualquier otra actividad, siempre que tengan ingresos mayores o iguales a 4 millones de pesos facturados en el período fiscal 2015. 

Profesionales y centros de salud

La obligación también incluye a los profesionales, centros de salud, de cultura, deportes o de entretenimientos, que tenían que tener el aparato instalado a partir del 31 de julio de 2017 para quienes facturaron 4 millones de pesos o más; desde el 31 de agosto del año pasado para quienes facturaron entre 1 y 4 millones, y el 30 de septiembre de 2017 para los que facturaron menos de un millón. 
El resto de los contribuyentes, que incluye a taxistas, con la escala de ingresos anunciada deben utilizar el POS a partir del 31 de octubre, 30 de noviembre, y 31 de diciembre. También deben utilizar "posnet" de manera obligatoria los monotributistas con categorías desde la F y hasta la K inclusive a partir del 31 de diciembre. Los últimos en incorporarse son las categorías A hasta la E a partir del 31 de marzo. 

Para la AFIP muchos de los más de dos millones de monotributistas activos está en una categoría menor o directamente no debería figurar en este régimen, sino que pasarse a autónomos. 

La carrera contra esa asonada de profesionales comenzará esta misma semana.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...