Rusia denunció que el video del ataque químico en Siria es un montaje de los Cascos Blancos

El Ministerio de Defensa de Rusia reveló en un vídeo que las imágenes del presunto ataque químico en Duma, al este de Damasco (la capital siria) no son más que un montaje de los llamados Cascos Blancos, que trabajan bajo las órdenes del Gobierno británico. El ataque con esas armas motivó en las últimas horas el ataque de una coalición integrada por EEUU, Gran Bretaña y Francia sobre Siria. 

“Los habitantes de Duma describieron en detalle cómo se orquestó la filmación, en qué episodios participaron y qué hicieron”, dijo ayer el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, Igor Konashénkov, en una rueda de prensa, que tuvo lugar horas antes de los bombardeos.

 

Según el funcionario ruso, los principales protagonistas de la grabación son dos médicos que trabajaban en la sección de emergencias del hospital de Duma, el único en la ciudad. Ellos afirman que “todas las víctimas que fueron llevadas al hospital no presentaban síntomas de envenenamiento”.

Konashénkov ha precisado que se logró entrevistar a los participantes en el vídeo del supuesto ataque químico, y en una de las entrevistas los médicos del hospital de Duma explican cómo un grupo de desconocidos interrumpió en la sala del hospital con múltiples cámaras y niños. Luego, procedieron a lanzarse agua los unos a los otros y cuando hicieron las tomas necesarias, se retiraron.

Rusia tiene pruebas de que el Reino Unido tuvo un papel fundamental en la organización del “montaje” del presunto ataque químico, ha indicado Konashénkov.

“Hoy, el Ministerio de Defensa de Rusia también dispone de otras pruebas que demuestran la implicación directa del Reino Unido en la organización de este montaje en Guta Oriental”, dijo.

Y agregó que entre el 3 y el 6 de abril, Londres estuvo ejerciendo una fuerte presión sobre los representantes de los llamados Cascos Blancos para que prepararan el montaje.

Entre el 3 y el 6 de abril, Londres estuvo ejerciendo una fuerte presión sobre los representantes de los llamados Cascos Blancos para que prepararan el montaje, agregó el portavoz ruso.

Asimismo, subrayó que a los Cascos Blancos se les había informado que entre el 3 y el 6 de abril el grupo terrorista Yeish Al-Islam bombardearía Damasco y eso provocaría una reacción del Ejército de Siria. Por su parte, los Cascos Blancos deberían aprovechar ese ataque para montar un vídeo del supuesto ataque.

No sería la primera vez que Estados Unidos acusa a un país para justificar una intervención armada. En el 2003, cuando se hizo necesario inventar una guerra, Washington fabricó la supuesta existencia de armas de exterminio masivo en Irak y lanzó junto a la OTAN una brutal campaña bélica, en la que hubo más de millón de personas afectadas, entre muertos y heridos.

Fuente: HispanTV.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...