“Es el momento de reformularse como padres, ser creativos ante los problemas”

El ciclo #ConectadoSalta ofrecerá una serie de conferencias hasta noviembre, con charlas, talleres y foros, que tendrán como eje la niñez y las tecnologías, bajo el lema “Ciudadanía digital y comunidad ciberresponsable”.

La primera exposición que se realizó días atrás fue para madres y padres sobre hijos y crianzas en tiempos de internet. La charla “¿Hablamos de cibercrianzas? Padres, hijos y sus relaciones con las tecnologías” estuvo a cargo de Davinia de Ramón Felguera y de Federico Dada, especialistas en el tema.

Davinia de Ramón Felguera es educadora social, psicopedagoga y profesora de la Universidad de Valencia. Durante su visita a Salta dedicó tiempo para hablar con El Tribuno y contar su experiencia y aprendizajes a partir del trabajo con adolescentes y jóvenes en la Municipalidad de Picassent, en Valencia (España).

El evento del que participó es organizado por el Gobierno provincial, la Municipalidad de Salta y Conectados Argentina, con el apoyo de la asociación civil Faro Digital.

¿Qué es la cibercrianza?
Cómo educamos y criamos a nuestros hijos en una ciudadanía digital, que es algo que se da por supuesto y que (se piensa) tiene que ser igual a como nos educaban y nos criaban antes. Sin embargo, esto no es así, porque la problemática que sufrimos es diferente.

¿En qué consiste este cambio en la educación y en la crianza?
Para mí lo principal es la innovación como padres y madres, o sea, no puedo encontrarme con un problema diferente en la crianza -yo no tengo los mismos problemas que tenían mis padres cuando eran jóvenes o cuando eran niños- e intentar solucionarlo de la misma manera. Entonces yo creo que ha llegado el momento de reformularse como padre y como madre. Si no es la misma problemática, no puedo ser igual. Ahí, la innovación como madre y como padre... Ser creativo para resolver el problema.

¿Cuáles considera que son las problemáticas actuales?
Las problemáticas actuales no cambian mucho en la crianza. Prensky, que es uno de los teóricos acerca de la natividad digital, habló de los nativos digitales. Supone que vivimos en un mundo de ciudadanía global, donde tenemos nativos y migrantes digitales. Entonces existe un conflicto entre ellos. El término “nativos digitales” no es algo que yo comparta... El hecho de que hayas nacido cuando ya estaba la tecnología no hace que sepas utilizarla. Por ejemplo, yo he nacido cuando ya estaban los autos y no sé manejar. Tengo que aprender a hacerlo.
Para mí, la gran problemática que existe es cómo hago que esa tecnología que muchas veces utilizo... En una reunión de mayores, si el niño molesta, le doy el celular y presumo: “Ay, mira a mi hijo. Tiene dos años y utiliza el celular”, como si fuera una persona adulta, y luego lo reto porque usa el celular, cuando yo se lo había dado y, además, le había alabado por lo que hacía con el. Yo creo que eso se convierte en una problemática.
Eso también es problema cuando no se acompaña. Yo creo que ninguna tecnología es mala. Lo que es malo es que no se acompañe, que los niños la utilicen por sí solos, sin tener ningún control. Eso es lo malo pero la tecnología en sí... Es más, la palabra tecnología significa que da beneficios, que hace que tu vida sea mejor. No solo la tecnología en cuanto a dispositivo digital, sino que va mucho más allá.

¿Qué recomienda a madres y padres?
Primero, renovarse. Para mí eso es superimportante. Que trabajen en la creatividad, que revisen los problemas... Algo que pasa mucho en padres y madres es que siempre existe el mismo problema y siempre intentan la misma solución, aunque no funcione. Yo siempre pongo el mismo ejemplo: si cuando tu hijo viene del secundario y le preguntas qué tal, durante cuatro años te dice “bien” y no te da ninguna explicación, ni te cuenta ni te dice -que lo hemos hecho todos-... ¿Por qué sigues preguntándoselo? Busca otros espacios, comparte de otra manera, ve a buscarlo, un día vete al campo y comparte inquietudes... Hazlo diferente, pero no sigas con lo mismo. A mí no me gustaba que me lo hicieran... Es como que se sigue replicando. Es algo que no sabemos cambiar. Nos cuesta mucho cambiar.
Luego, interesarse por cómo es su mundo, cómo son sus lenguajes, cómo son sus códigos. Yo, que trabajo con jóvenes, veo que va todo cambiando. Aún no he acabado con Snapchat, ya sale Instagram. Aún no sabes cómo funciona Instagram, las historias... Yo, por ejemplo, con mis jóvenes sé muchas cosas que les pasan por medio de las redes.
Que no tengan miedo a las redes sociales. Pasan cosas malas pero también pasan muchas cosas buenas y las cosas malas también pueden pasar fuera de las redes. Yo siempre digo que, si tu educas a tus hijos en valores, los valores los van a tener siempre, dentro de la tecnología o fuera de ella.
Que se renueven, que no se queden con lo mismo de siempre. Que vean su propio uso de la tecnología, cómo es, porque obviamente son ejemplo de educación como padre y madre. Que no dejen de formarse.

¿A qué edad recomienda que los chicos accedan a la tecnología?
Creo que sufrimos en la educación, tanto en el sistema educativo español como en el argentino, que son my parecidos, que nos clasifiquen. A los seis años tienes que aprender a leer y a escribir; a los siete años tienes que aprender a... y yo creo que cada persona es un mundo y cada hijo es un mundo, y va a estar preparado en un momento para tener un celular. Tengo claro que hasta que tu eres consciente de que tu hijo o tu hija tienen cierto grado de conciencia de uso, tienes que acompañarlos siempre. Igual que pueden ver por la noche un ratito una serie con su hermano antes de irse a dormir para relajarse -que lo veo superbien- pero los padres tienen que estar acompañando. Los padres tienen que ser un filtro de lo que ellos utilizan en las redes.

¿Cómo se filtra cuando hay acceso a tanta información en internet?
Primero, educando en valores, porque ellos van a saber qué sí y qué no. Luego, acompañando. O sea, no dejar al niño en el sofá con la tablet y con el celular. Eso para mí no está bien. Además, cada vez se hace más y cada vez a edades más tempranas.

¿O sea, recomendaría no entregar los dispositivos?
Compartirlos. “Vamos a usar... Vamos a ver esto. Mira, he encontrado esto que me gusta. ¿Qué te parece?”. Para mí el problema no es el teléfono, sino el uso que se le da al teléfono. Si tu llevas educando a tu hijo desde que es niño hasta que es adolescente en el uso del teléfono, no va a tener problemas de uso. No creo que sea un problema.

¿Cómo se maneja eso cuando son adolescentes?
Mi especialidad siempre es en la adolescencia, porque trabajo con adolescentes y juventud. Yo siempre les hago reflexionar a los padres. Yo iba a la escuela, llegaba a casa y llamaba por teléfono a mi mejor amiga y estaba al teléfono tres horas con ella, que estaba en la escuela también. Ellos ahora no pueden comprender por qué su hijo está todo el día con el celular. Es que tú también estabas todo el día con el teléfono. Te comunicabas de otra manera y te comunicabas todo el día. Entonces, es una edad de comunicar...

¿Cree que hoy son más complicadas que antes la maternidad y la paternidad?
Creo que son más cuestionadas. Antes era muy difícil que te dijeran que eras mal padre o mala madre. Ahora, para ser buen padre o buena madre tienes que cumplir muchos roles y muchos más para ser buena madre que para ser buen padre: tienes que trabajar, ir a tu casa, que tus hijos hagan las cosas bien...

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...