Los bancos públicos y privados deben desprenderse hoy del excedente de dólares que tengan para acoplarse a la nueva normativa oficial, que dispone que no pueden tener más del 10 por ciento de su patrimonio en divisa extranjera. Por eso, según estimaciones del mercado, la rueda cambiaria abrirá hoy con una oferta adicional de alrededor de 1500 millones de dólares, que llevarían algo de calma a la fiebre por el dólar.

Entre la batería de medidas que el Banco Central dispuso el viernes para calmar la demanda de dólares, una bajó el tope de dólares que pueden tener los bancos en sus patrimonios, del 30 al 10 por ciento. Si bien el sistema financiero no estaba cerca de ese límite, bancos públicos (sobre todo) y privados deberán vender divisas para acoplarse a la nueva resolución.

Según distintas proyecciones privadas, los bancos tendrían un adicional de 1500 millones de dólares que vender. No perderán plata: son divisas que compraron a un precio mucho más barato del que los venderán hoy. De acuerdo con el banco de inversión BTG Pactual, los bancos públicos estaban en febrero cerca del límite del 30 por ciento (según datos de febrero), mientras que los privados estaban muy por debajo de ese límite.

“El impacto debería ser de alrededor de 1500 millones de dólares como mucho, principalmente desde bancos públicos, y es un de una vez que desaparecerá el martes”, indicó BTG Pactual en un reporte, el viernes. Otros analistas coincidieron, aunque advierten que se trata de una cifra difícil de estimar. Para ACM, por caso, la oferta extraordinaria de divisas podría llegar hasta los 2000 millones de dólares.

Estos dólares traerían algo de calma a la primera rueda cambiaria de la semana. Y ayudarían al Banco Central a cubrir la salida de capitales que queda pendiente, en momentos en que fondos de inversión del extranjero se retiran del país y de otros mercados emergentes.

El viernes a primera hora, además de cambiar la normativa de tenencia de moneda extranjera para los bancos, el BCRA subió la tasa de interés de referencia 675 puntos hasta 40% y amplió la tasa de pases activos al 47%. Esto último le dio 10 puntos más de recorrido a la tasa de las Lebac, lo que puede interpretarse como un atractivo para que los fondos se posiciones en pesos y dejen de presionar a la moneda nacional.

Según fuentes del Banco Central, la medida que cambia la posición de los bancos tiene dos sentidos. El primero, obvio y urgente, que las entidades financieras vendan dólares y ayuden a descomprimir el estrés sobre el peso. Y el segundo, que, al no poder pasarse del 10% del patrimonio, los bancos no demanden divisas en los próximos días.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...