Un espantoso hecho enlutó al barrio Villa Asunción de esta ciudad ayer después del mediodía. Un joven de 22 años, identificado por la Policía como José Manuel Figueroa, cayó desde la caja de un camión transportador de gaseosas y fue aplastado. El conductor del rodado es el padre de la víctima, al parecer y por circunstancias del destino había llevado a su hijo mayor como acompañante en su jornada laboral. A cargo del tema estuvo el doctor Pablo Rivero, fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas 1.
“Entre la una y media y las dos menos cuarto -de la tarde- escuché la ambulancia y un patrullero, salí a ver qué pasaba pero nunca escuché el accidente, solo los móviles que llegaron”, comentó una señora que vive sobre la calle H. González de Villa Asunción. A metros de su casa yacía el cuerpo de Figueroa, tapado con cartones y una lona que el personal policial suele utilizar en este tipo de sucesos.


El camión, que era conducido por uno de los empleados de la empresa distribuidora de gaseosas Secco en Salta, identificado con el mismo nombre de la víctima de 49 años, circulaba por la calle H. González. Encaró el pronunciado ascenso y al llegar a la intersección de calle Las Costas, no se sabe muy bien si por la velocidad que llevaba el rodado o alguna desatención del joven fallecido, este último cayó al piso de tierra y con las ruedas duales traseras, lado izquierdo, fue aplastado y murió en el acto.
Hasta el momento se desconocen las causas que provocaron la fatal caída del muchacho desde la parte de atrás del camión marca Iveco patente DHL 078. Los supuestos que los investigadores trataban de dilucidar durante la tarde de ayer eran si el rodado llevaba gran velocidad, dado que previo a la intersección donde ocurrió el siniestro los vehículos suelen tomar un ascenso y muchos deciden acelerar para no tener dificultades. O bien, si el hijo del conductor y empleado de la distribuidora no se sujetó bien y cayó de forma accidental. Según fuentes policiales, Figueroa padre no se habría percatado de la caída del joven hasta que sintió el movimiento del camión tras pasarlo por arriba.

Vecinos, conmocionados

Alguien alertó al Sistema de Emergencias 911 y la Policía mandó los primeros móviles que circulaban cerca de la zona. A cuentagotas los vecinos del barrio comenzaron a salir y se acercaban al lugar donde falleció el joven de 22 años. Mientras, personal de otras áreas de las fuerzas de seguridad también llegaba al triste lugar del hecho. “El solo pensar que el padre terminó atropellando a su hijo te pone muy mal, pobre tipo. No se puede creer”, expresó uno de los vecinos de Villa Asunción.
 

Personal de Criminalística, del Samec y policías rodearon la zona del siniestro vial. En medio de la tareas de rigor que efectúan los hombres encargados de la investigación a la hora de recolectar huellas y levantar pericias, hicieron que Figueroa volviera a subirse al camión, una vez arriba encendió el rodado y tuvo que hacer para atrás y para adelante. A un costado yacía el cuerpo de su hijo mayor de 22 años.
Otra de las mujeres que junto a vecinos estuvieron sobre la calle en cuestión y cerca de la escena donde ocurrió la tragedia vial, le dijo a El Tribuno que se trata de una intersección muy peligrosa, con bastante concurrencia de vehículos sobre todo los fines de semana. “La esquina es peligrosa también en la parte donde está la escuela. Hay mucho tránsito sobre todo los fines de semana”, apuntó la mujer.

Cifras que duelen

Más allá de que en esta oportunidad parecería tratarse de un fatídico accidente, los siniestros viales siguen sin poder controlarse en Salta.
En lo que va del año son 90 las personas que murieron producto de un siniestro vial en toda la provincia, según fuentes policiales. Mientras, en lo que va del mes de junio son 8 las víctimas fatales en este tipo de accidentes. Sin tener en cuenta que el actual mes todavía no terminó, los primeros seis meses del año pasado registraron un total de 94 víctimas fatales. El 2017 terminó con un total de 203 muertes en Salta.
Hasta el momento, junio cuenta con 8 personas fallecidas en accidentes de tránsito, mientras que los meses con mayor cantidad de víctimas en este tipo de siniestros son enero y febrero con 18 pérdidas cada uno. 
Sigue marzo con 17 personas muertas. Luego abril con 15 víctimas fatales y 14 en mayo. Respecto al año pasado, hay una diferencia en este último mes, dado que en 2017 fueron solo 6 en abril los hechos que hubo que lamentar.
Cifras que duelen y no paran de ensanchar una lapidaria lista de personas que pierden la vida en la provincia en siniestros viales, según estadísticas brindadas por la Policía de Salta.
.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...