El rol de las mujeres de la guerra gaucha

El general Martín Miguel de Güemes, guerrero de la Independencia y servidor de la patria, contó con la ayuda y el respaldo de mujeres que protagonizaron grandes hazañas. "Muchas mujeres de las Provincias Unidas y del Río de la Plata, tuvieron una activa participación en la lucha por la independencia, en los albores de la patria, especialmente las de Salta, Jujuy y Tucumán, que estaban en medio de la guerra entre el Alto Perú y Buenos Aires", manifestó Eufracina Torres, vicepresidenta del fortín Martina Silva de Gurruchaga, integrado por 100 mujeres salteñas.

Las damas patriotas que tuvieron roles fundamentales en la guerra de la Independencia, fueron María Magdalena (Macacha) Güemes de Tejada, Margarita del Carmen Puch de Güemes, Martina Silva de Gurruchaga, Magdalena de Goyechea y la Corte Güemes, Juana Azurduy, María Loreto Sánchez Peón de Frías, Juana Moro Díaz de López, Josefa de la Corte Arias, Candelaria Pacheco de Melo y Gertudris Medeiros, entre otras.

Ellas fueron un pilar en ese momento histórico. "Como enfermeras, cocineras, costureras y hasta espías. Estaban al frente de todo", explicó Torres, quien tiene 76 años, es jubilada y trabajó como enfermera, artesana y ganó concursos de telar a nivel nacional.

Hubo mujeres que combatieron en la guerra de la Independencia pero también muchas otras que se quedaron en sus hogares y en las haciendas, cuidando a sus hijos mientras sus esposos estaban en la guerra. "Ellas llevaban adelante múltiples tareas. Todas fueron audaces guerrilleras que querían defender nuestro suelo. Actualmente también hay mujeres audaces", sostuvo.

María Loreto Sánchez es un ícono del espionaje. En 1817 el ejército realista avanzaba hacia el sur. Loreto lo supo por confidencia del oficial con el que bailaba y dio aviso a los patriotas, impidiendo la expedición.

Resultado de imagen para carmen puch de guemesCarmen Puch de Güemes

"Ellas llevaban a los enemigos a las zona de combate. Podían penetrar por ejemplo en el bando contrario ya que se disfrazaban de vendedoras de pan y dulces. De esa forma se infiltraban en el ejército enemigo para luego regresar con información de guerra. También eran mensajeras y llevaban comunicados", describió Torres.

Juana Azurduy, fusil en mano, intervino en las guerrillas. Combatió junto a Güemes con varias mujeres más. Cuatro de sus hijos murieron, víctimas de enfermedades o acosados por el hambre. Levantó la cabeza hundida en la tragedia y deslumbró a Güemes por su bravura. Fue enterrada en una fosa común y sin los honores que merecía.

Juana Moro y Martina Silva de Gurruchaga, formaron una tropa en Cerrillos, la capitanearon y se presentaban los campos de batalla. "Martina Silva formó su propio pelotón de gauchos, a quienes vistió con dinero de su peculio, para salir luego al frente en víspera de la Batalla del 20 de febrero de 1813. Nosotros llevamos en alto el nombre de nuestra capitana y banderas en su honor", explicó Torres.

El fortín de mujeres “azulinas”

El fortín Martina Silva de Gurruchaga fue fundado el 5 de junio de 1993 por Teresita Espíndola. Está integrado por 100 mujeres comprometidas con el patriotismo que difunden el rol protagónico de la mujer en la gesta güemesiana. Su lema es “Dios, patria y tradición”.
Visten trajes azules en homenaje a su capitana Silva de Gurruchaga, ya que cuando ella había formado su ejército uniformó a sus guerreros con trajes azules. “Nos llaman las azulinas. Vestir el traje de gaucha es un acto de amor por la cultura y tradición”, señalaron. 

Las mujeres valientes

Carmen Puch no empuñó un arma, pero murió sosteniendo el amor por Güemes, cuya lucha siempre comprendió. Ella estaba al cuidado de sus hijos y siempre permaneció al frente de su hogar. 
En tanto, María Magdalena (Macacha) Güemes de Tejada fue la hermana del general Güemes, de cuya acción en pro de la independencia fue asesora, colaboradora y consejera. Ella jugó un papel importante en el Pacto de los Cerrillos, firmado con el general Rondeau. 
Pese a sus roles protagónicos y esenciales, las mujeres fueron muchas veces ignoradas o puestas entre paréntesis en la historia. Sus intervenciones merecen libros, capítulos y párrafos que las devuelvan a la memoria colectiva, para retribuirles sus hazañas en favor de la Independencia. 
“Nosotras tratamos de revalorizar el rol protagónico de las grandes mujeres que participaron en la gesta güemesiana. Creemos que es justo que ellas sean conocidas por su obra y accionar en nuestra historia. Tratamos de rendirle homenaje en cada acto patrio, actividad cultural y en las charlas que realizamos en instituciones”, destacaron desde el fortín. 
 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...