El camino de los restos de Güemes al Panteón de las Glorias

Martín Miguel de Güemes murió el 17 de junio de 1821, a los 36 años de edad. En el momento de su muerte, en la cañada de la Horqueta, cerca de la ciudad de Salta, yacía a la intemperie, en un catre improvisado por el capitán de gauchos Mateo Ríos. Luego, su cadáver fue inhumado en la capilla de El Chamical. Güemes fue el único general argentino caído en acción de guerra exterior.

"Güemes es una figura de tremenda trascendencia, de tal envergadura que debe ser un prócer valorado por la americaneidad, por los americanos. No fue solamente un hombre valiente sino un estadista, un hombre de cualidades superlativas", explicó el profesor de historia Miguel Ángel Cáseres.

Al ser consultado sobre el proyecto de ley del diputado Tomás Salvador Rodríguez para trasladar los restos de Güemes hacia el museo que lo recuerda, en España 730, Cáseres opinó: "Considero que el diputado no consensuó el proyecto. Un proyecto de tal importancia, a mi parecer, tendría que haber sido motivo de plebiscito de los salteños, de igual manera, lo creo inoportuno".

El diputado planteó que "si bien Güemes fue cristiano católico, debe estar para el beneplácito y la honra de aquellos que no son cristianos". Cáseres agregó: "Entiendo su proyecto de laicidad, pero se están cometiendo una serie de incongruencias producto del desconocimiento, ya que no se puede aceptar que se diga que esa era la casa de Gemes porque él tuvo una sola propiedad y única: la actual escuela Agrícola, a la que había denominado como finca El Carmen. Gemes vivió en otros inmuebles alquilados: en la calle Balcarce 51, Belgrano 666 y Caseros 762".

Construida la nueva y actual Catedral, y luego de que se impulsara la construcción del Panteón de las Glorias del Norte, los restos de Güemes fueron depositados allí en noviembre de 1818, en su última morada. 
 

Además el profesor agregó: "Parece que no supieran que Güemes estuvo enterrado en un lugar santo. Estuvo enterrado en un cementerio parroquial de la iglesia del Chamical".

Traslados

Al año siguiente de su muerte, a Güemes lo trasladaron a la ciudad, a la iglesia de los Padres Jesuitas, en la esquina de Mitre y Caseros. Medio siglo más tarde, con el deterioro del viejo templo, fue necesario llevarse al general del lugar, hasta que se construyera la nueva (y actual) Catedral. Los familiares trasladaron los restos de Güemes al panteón de la familia Puch del Cementerio de la Santa Cruz.

Construida la Catedral, y luego de que monseñor Gregorio Romero impulsara la construcción de un habitáculo para honrar a los héroes del norte argentino - el Panteón de las Glorias del norte- los restos de Güemes fueron depositados allí, en su última morada. Ocurrió el 20 de noviembre de 1918.

"Yo creo que momentáneamente el Panteón de las Glorias del Norte es el mejor lugar donde puede estar Güemes porque está resguardado y cuidado", opinó Cáseres.

Lugar de encuentro

La profesora Irene Romero también consideró que el proyecto de Tomás Rodríguez "no tiene ningún sustento".

La docente explicó que, si bien la Basílica Catedral es un espacio católico, no es privativo solamente para los bautizados en este credo.

"Es por antonomasia el lugar de encuentro de todos los salteños, el que pueden visitar tanto los argentinos y los extranjeros. Quien lo desee, puede acercarse a conocer el Panteón, honrar a los próceres y también a apreciar sus obras artísticas", sostuvo.

Agregó que, de hecho, permanentemente hay visitas de turistas que recorren el templo.

1918 es el año en que los restos de Güemes son trasladados nuevamente y llevados al Panteón de las Glorias

"Un museo no es sitio para albergar los restos de nuestro máximo prócer, simplemente porque no es un objeto. Es una persona difunta, por la que se debe tener el máximo respeto", agregó.

La docente calificó como "desafortunada" la idea del diputado, "mucho más cuando hay descendencia del Héroe Gaucho". "La condición de legislador no amerita tomar decisiones por sobre los herederos de Güemes. Esta propuesta configura un claro avasallamiento de los derechos hereditarios", recalcó.

"No pueden tomar decisiones por sobre los deseos de los familiares, aun cuando hayan pasado centurias. Si bien Güemes es nuestro prócer y ha sido reconocido en la escala nacional, no compete a las jurisdicciones provincial ni nacional, avanzar en los derechos de los descendientes y tampoco sobre los sentimientos de la ciudadanía", finalizó.

El mejor lugar

Los especialistas en historia coinciden en que el Panteón de las Glorias del Norte es el mejor lugar donde pueden estar los restos del general Martín Miguel Güemes porque están resguardados y porque, si bien la Basílica Catedral es un espacio católico, no es privativo solamente para los bautizados en este credo. 
De hecho, permanentemente hay visitas tanto de argentinos como de turistas extranjeros que recorren la Catedral.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...