Una oportunidad para Salta que no es cuento chino

Buenas noticias para Salta, a pesar del frío y del dólar.

Los consumidores chinos muestran interés en la carne vacuna argentina.

Salta es una de las provincias con mayor potencial para el desarrollo agroindustrial y lo único que espera es una decisión política que despeje todas las inseguridades jurídicas.

Capacidad ociosa

Cuando en los años 90 el gobierno argentino encaminó la producción de soja, los productores tenían en claro que la ganadería iba a desplazarse a las áreas marginales: el NOA y el NEA. Entre 1994 y 2007, Salta cuadruplicó su rodeo vacuno y superó el millón de cabezas, con ganado de raza que fue reemplazando y mejorando a los criollos. Todo se congeló con la Ley de Bosques, en 2008. Hoy, nuestra provincia importa el 70% de la carne que consume. Sin embargo, desarrollando la infraestructura industrial necesaria, podría no solo abastecerse sino también exportar a otras provincias y a China.

Salta dispone de 5 millones de hectáreas para incorporar a la producción. Si se aplicara la ley provincial de medio ambiente con corrección, se podrían desarrollar pasturas en unos tres millones, para llegar a una población bovina de cuatro millones de cabezas.

Entre la ganadería, la industria frigorífica, los cultivos complementarios, los desarrollos industriales y los servicios, el Chaco salteño daría un vuelco histórico en cuanto a generación de empleo y crecimiento del producto.

Algo más que soja

Aunque nos hemos acostumbrado a imaginar a China como mera consumidora de soja y proveedora de divisas, la realidad es que se trata de una potencia económica creciente, muy dinámica, pero que no está en condiciones de autoabastecerse de alimentos. Y que no tiene prejuicios: luego de milenios de consumir carne de cerdo, hoy descubre las cualidades proteínicas del vacuno.

Además, son cada vez más. Hoy viven unos 1.400 millones de chinos. La consultora McKinsey & Company estima que en 2022, 550 millones de chinos serán clase media. Y en 2030, llegarán a 850 millones de personas con ingresos superiores a US$16.000 al año.

Según la consultora Asian Agribusiness Consulting, el gigante asiático es una tierra de grandes oportunidades para nuestra carne, que debe comenzar a posicionarse como un producto de alta calidad.

Los chinos apenas consumen seis kilos de carne vacuna por año, pasaran a comer 8,1 kilos en 2027. Solo la diferencia representa un aumento de 2.900.000 toneladas anuales: diez veces la carne que exportó nuestro país en 2017.

La importancia de la carne

La ganadería actual es multiplicador de valor, que incluye, la genética, pasturas y bebidas, los servicios veterinarios, tres años de trabajo por novillo, mano de obra rural además de la industria frigorífica.

Nuestro país era exportador líder de carnes hasta que en 2006, Néstor Kirchner decidió clausurar la exportación.

Ahora se dan las condiciones para volver y, en Salta, para ocupar un espacio excepcional.

La coparticipación federal le gana la carrera a la inflación

En junio el 36,5% de la recaudación se distribuyó entre las provincias.

En junio la recaudación nacional creció el 31,9% con respecto a junio de 2017, manteniéndose elevada la tasa de crecimiento interanual por efecto de devaluación y la inflación que compensaron la desaceleración en el nivel de actividad. En términos reales, creció el 2,6%, según Índice de precios al

Consumidor. Este crecimiento es impulsado por el IVA que mostró un crecimiento real de 15,3% y Ganancias, que creció 13,1% en términos reales.

La recaudación mensual nacional fue de $298.853 millones. De ese monto fueron coparticipados $106.586 millones, a lo que se agrega $2.417 millones, correspondientes al fondo solidario. 

El dato no es menor: durante los 26 años de gobiernos sucesivos entre 1989 y 2015, las provincias recibieron solamente el 24% del total recaudado; en junio, esa proporción se elevó al 36,5%.

Apoyada en la buena performance recaudatoria de IVA y Ganancias, la coparticipación creció 52,4% respecto al mismo mes de 2017. La variación contra el mes anterior fue también positiva, del 13,3%. 

La región pampeana (Buenos Aires) recibió el 25,6% de la coparticipación; y el centro (Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe), 22,2%. El Norte Grande recibió el 33,5%.

Salta registró un aumento del 45,1%, con una coparticipación de $3.855.677.000.

La mejora real de las transferencias facilitaría la posibilidad de que las provincias cierren 2018 con números más o menos razonables.

La reducción de gastos que se requiere para achicar el déficit depende de que las administraciones locales también eviten los gastos superfluos y superen sus propios números en rojo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...