Por la devaluación, cayó hasta 35% la venta de viajes al exterior

El reemplazo de los destinos internacionales por los nacionales toma cada vez más impulso y los cambios de hábitos a la hora de planificar son cada vez más notorios. El placer, cada vez más relegado.
El ajuste de precios por la inflación, sumado a la poca oferta financiada y a la inestabilidad del dólar prefiguran un panorama complejo para el movimiento de turistas locales. El sector no está ajeno al cimbronazo de la economía tras la fuerte devaluación de agosto y pese a ser una oportunidad para el arribo de extranjeros, la demanda de viajes al exterior ya muestra una fuerte contracción con caídas de hasta 35% en las ventas. ¿Cuál es la perspectiva para el 2019?

Búsqueda de precios

Viajar es un placer, pero en estos tiempos se trata más que nunca de una aventura. Sobre todo en la búsqueda de precios. La devaluación puso sobre la mesa más interrogantes que certezas al momento de planificar las vacaciones, debido a la incertidumbre que hay sobre el traslado a precios del valor del dólar: en un año, la divisa dio un salto del 106% entre enero y septiembre de 2018 al saltar de $18,76 a $38,74. Esto se traduce directamente en una caída del salario real medido en dólares, que sumado al aumento de la inflación (según Hacienda, 2018 podría culminar en 42%) hace un cóctel difícil de manejar. El placer queda cada vez más relegado.

Un golpe con doble efecto

Si bien la caída del peso respecto al dólar encendió alarmas en casi todos los sectores de la economía, el turismo es un caso particular en el cual se vislumbran efectos positivos y negativos. Representantes del sector señalan que habrá un fuerte impulso en el ámbito local a raíz del arribo de turistas extranjeros por la ventaja cambiaria, lo cual comenzó a vislumbrarse en julio con una suba interanual del 6,9%, según cifras del INDEC. Respecto a la planificación vacacional de los argentinos, el ajuste en los gastos presupuestados ya comenzó a sentirse.
Aldo Elías, presidente de la Cámara Argentina de Turismo  y representante de la Asociación de Hoteles de la República Argentina, señaló: ‘Para el turismo, las devaluaciones mejoran la competitividad si lo miramos comparativamente con los países de la región‘, señaló. Esto es debido a que ‘permite invertir la situación que teníamos hasta ahora‘.
Dijo, además, anteriormente ‘por el atraso del dólar, los argentinos salían al exterior fundamentalmente a hacer compras o a viajar por menos plata de lo que les costaba hacerlo por el país‘. Ese aspecto consideró que ‘está frenado‘, principalmente debido a la recesión que atraviesa la economía. Hoy el argentino ‘no tiene margen‘ para hacer ese tipo de viajes, consignó.

Recalculando

Previo a la megadevaluación, Estados Unidos, México, República Dominicana y Brasil tenían un lugar destacado respecto a otros destinos, según Tudesco. Actualmente, la preferencia es otra. ‘Brasil tomó un peso más relevante y también se sumaron destinos de cabotaje para el verano como Mendoza, Calafate, Cafayate, Córdoba, cuando los mismos eran más consumidos en vacaciones de invierno o fines de semana largo', señaló.

Fuente: Ambito Financiero
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Creés que se debe reflotar al submarino ARA San Juan?

Encuesta

¿Crees que es suficiente un bono de $5.000 para paliar las pérdidas generadas por la inflación?

Encuesta

Dada la situación del país ¿actualmente, qué te preocupa más?

La suba de la canasta básica
La suba del precio de los combustibles
La suba de los servicios
La suba del dólar
No llegar a fin de mes
ver resultados

Importante ahora

cargando...