Marina Sánchez Herrero: “Tenemos la mirada más clara de qué tipo de jueces necesitamos”

Marina Sánchez Herrero es candidata a integrar el Consejo de la Magistratura Nacional en representación de los abogados del interior del país. Recibida en la Universidad Nacional de Rosario, vive en Mar del Plata y propone impulsar la participación de los profesionales del derecho en la selección de jueces. También se refirió a la importancia de las auditorías permanentes a los juzgados para evaluar cómo funcionan.
De paso por Salta para difundir su candidatura para la elección que se hará el 5 de octubre, la semana pasada se reunió abogados del foro local y dialogó con El Tribuno sobre la situación actual del sistema judicial.

¿Qué se podría hacer desde el Consejo de la Magistratura para aportar a la celeridad de los procesos?
Es un concepto integral, con respecto a la Justicia Federal en general. Los juzgados tienen que tener jueces y estar auditados. Los juzgados auditados son juzgados sobre los que se sabe cuál es su realidad. La auditoría no es desde un lugar de presión sino que tiene que ver con un concepto de gestión, es decir ver qué está pasando en ese juzgado para saber qué se tiene que corregir y qué marcha bien. Las auditorías sobre los juzgados tienen que continuar.
Si hubiera una vacancia, tiene que ser cubierta de manera inmediata y, por supuesto, tenemos que avanzar en el proceso de digitalización de la Justicia Federal a lo largo y a lo ancho del país. Eso va a permitir una celeridad en los procesos que hoy no tiene y que es lo que la sociedad demanda: que la Justicia tenga otros tiempos.

La transparencia de la justicia hoy aparece cuestionada...

El ámbito de la Justicia que esté cuestionado debe ser investigado. Si hay un juez denunciado, debe ser sometido a un proceso, al procedimiento de investigación y, si se constata la denuncia, debe ser removido a través de un jury, que lo hace el Consejo de la Magistratura.
En ese caso, el rol del consejero del abogado del interior, que es para lo que me presento como candidata, es fundamental, porque es el miembro acusador. Entonces, si hay un juez denunciado debe ser inmediatamente sometido a un jury, para develar rápidamente, y respetando el debido proceso, cuál es la situación. 
Lo que no puede pasar es que la Justicia esté cuestionada. Se la puede cuestionar, pero hay que tomar todas las medidas de manera inmediata para averiguar qué es lo que está pasando.

¿Por qué son minoría las mujeres todavía en los cargos jerárquicos en la Justicia?

Es un proceso. En la Justicia hay mujeres trabajando. Hay juezas, fiscales y defensoras. Pero, como en todos los procesos, cuando se escala en la jerarquía se va reduciendo la representación.
En este caso, soy la única candidata mujer. No es que estoy compitiendo con listas en las que somos varias las mujeres. De todas las listas que hay, yo soy la única mujer. En el estamento jueces no hubo mujeres. Entonces, evidentemente hay cargos que hoy se entiende que la mujer puede ocupar sin problema, pero hay otros que todavía cuesta.
Soy la primera candidata mujer en la historia del Consejo para abogado del interior. Si gano, no sé si va a haber otra mujer en el Consejo. No está claro qué puede pasar con la Legislatura y el Ejecutivo. Todo indicaría que podría llegar a ser la única mujer del Consejo. Si no fuera la única, tampoco sería un cincuenta y cincuenta. Eso no va a suceder.

Entonces, hay algo que está pasando en la sociedad con la igualdad de género que va a demorar más en llegar a la Justicia.
 Es un proceso. No es solo el hecho de poner a una mujer en un cargo, es darle a ese cargo o a ese órgano una mirada de género. Ahí la Justicia sí tiene que trabajar.
No se trata de tener juezas, fiscales y defensoras, sino de que haya una mirada de género sobre lo que es el Poder Judicial, tanto en su funcionamiento como en su mirada de la sociedad.

¿Hay una distribución equitativa de los recursos entre los juzgados de Buenos Aires y del interior del país?
El mapa de organización de la Justicia Federal del país, que a lo mejor en el momento en que se hizo tenía una razón de ser y estaba justificado, hoy ya no lo está más. No se trata de Capital Federal e interior.
Puedo decir que en el interior hay sectores que están con más de un juzgado con sus cámaras y hay otras provincias que tienen un juzgado o dos y no tienen ni siquiera cámaras. Entonces, hay que repensar el mapa nacional de los juzgados y las cámaras federales.
También quiero decir que se debe restablecer el equilibrio de los abogados dentro del Consejo. El equilibrio que buscó la Constitución al momento de incorporarlos en el Consejo de la Magistratura, luego fue vulnerado cuando nos sacaron dos representantes. Una tarea del consejero es trabajar para que esa ley se modifique y nos vuelvan a reconocer los cuatro consejeros, de los cuales dos por lo menos tienen que ser del interior.
Y también es muy importante que se trabaje desde el rol del consejero, junto con las federaciones y los colegios, para que los abogados podamos integrar la comisión de selección de jueces, porque no estamos y realmente tenemos la mirada más clara de qué tipo de jueces necesitamos para la Justicia.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...