Incendio en el cañaveral: el gremio azucarero se da por denunciado

La denuncia formulada por Zafar SA ante la Justicia provincial, en General Gemes, describe el estrago producido por el fuego en el predio ubicado sobre la ruta 34, y señala que los daños económicos podrían ser "gravísimos", ya que destruyeron allí no menos de 150 hectáreas con sistema de riego por goteo (otras 350 hectáreas ardieron en otros lotes).

La denuncia también llama la atención sobre el riesgo que tal incendio supone para la población aledaña y para los autos que circulaban por la ruta. Los empresarios no mencionan culpables y solo piden que se investiguen los indicios que existen de que pudo tratarse de un incendio intencional.

No obstante, el sindicato Soeasi emitió un comunicado en el que su secretario general, Mariano Cuenca, sostiene que "la unión de empresas que compró el ingenio San Isidro acusa al Soeasi por incendios de cañaverales". Tal acusación, si existió, no se hizo pública ni oficial. El texto no ahorra críticas a supuestos antecedentes de Jorge Rocchia Ferro, a quien hasta hace dos semanas celebraban como nuevo dueño del ingenio San Isidro.

"La caña la queman ellos mismos. Nosotros nunca haríamos daño a nuestra fuente de trabajo porque los trabajadores sentimos al ingenio como propio. Eso lo demostramos cuando estuvimos defendiendo nuestra fuente de sustento de manera pacífica y no tocamos ni una tuerca", afirmó Cuenca en referencia a los días en que los extrabajadores tomaron el ingenio que aún estaba en manos del peruano Grupo Gloria.

De ese modo, Cuenca convalida la hipótesis de que el incendio de los cañaverales fue intencional.

"Optan por incendiar la caña para evitar costos laborales. Pero estos siempre responsabilizan a otros. Es verdad que a veces la quema es accidental, pero en un porcentaje mínimo. Las intencionales son las que prevalecen", dice el comunicado, citando un antiguo artículo periodístico de Tucumán.

Mariano Cuenca sin precisar cuándo y dónde Zafar denunció al gremio (como sí lo hiciera el Grupo Gloria), señaló: "La acusación de la empresa a nuestro gremio es un acto de cinismo".

También anticipa, antes de que la empresa cumpla cuatro días de trabajo, que "quieren engañar a los salteños y construir un modelo de provincia y de país basado en la explotación sin límites".

Agrega que "más de quinientas familias del departamento General Gemes son dejadas a la deriva, sin trabajo, sin sustento, sin presente ni futuro".

Cabe recodar que el ingenio San Isidro estaba cerrado y desmontado a partir de una decisión del peruano grupo Gloria.

Ese problema social, que es real e indiscutible, no sería imputable a la actual administración, que aún no echó a nadie y que, en cambio, incorporó a 187 empleados, y prevé incorporar en breve a 140 regadores y a 30 estibadores.

Claramente, en el comunicado del Soeasi, Cuenca muestra su propósito de retomar las negociaciones que se suspendieron el jueves, horas antes de que empezara el primer incendio en los cañaverales.

Abiertos para negociar

En el comunicado del Sindicato de Obreros y Empleados del San Isidro (Soeasi), su secretario general, Mariano Cuenca, asegura al finalizar el mismo: “Nosotros estuvimos y seguimos estando dispuestos a dialogar y a alcanzar un acuerdo razonable para ambas partes, pero que quede bien claro: como lo dijimos siempre, la resignación no es una opción para ninguno de nosotros. Vamos a seguir defendiendo nuestras fuentes de trabajo y a la economía regional de nuestro terruño”. 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...