Brasil
Brasil: apuñalaron al candidato presidencial Jair Bolsonaro y fue operado de urgencia
Fue durante un acto electoral en la ciudad de Juiz de Fora. El agresor ya fue detenido. 

El candidato a la presidencia brasileña Jair Bolsonaro era sometido a una operación quirúrgica tras recibir una cuchillada en un mitin de campaña en Juiz de Fora, informó el hospital Santa Casa de esa localidad de Minas Gerais (sudeste).    "El paciente Jair Messias Bolsonaro ingresó al hospital hacia las 15H40 con una lesión provocada por un instrumento punzocortante en la región del abdomen. Recibió atención de emergencia, fue sometido a un examen de ultrasonido y ahora se encuentra en el centro quirúrgico", indicó la institución en su portal. 

Bolsonaro fue apuñalado durante un acto de campaña. Varios videos publicados en las redes sociales muestran el momento en que el conservador, cuya plataforma política incluye una campaña contra la delincuencia en el país más grande de Latinoamérica, recibe una puñalada en el estómago. El candidato es visto contraerse después del ataque. 

El vocero policial Flavio Santiago confirmó a The Associated Press que Bolsonaro fue apuñalado y que el agresor fue detenido.  Santiago añadió que Bolsonaro fue trasladado a un hospital en Juiz de Fora, una ciudad aproximadamente a 200 kilómetros al norte de Río de Janeiro, y que se encuentra en buen estado. 

Su hijo, Flavio Bolsonaro, informó inicialmente por Twitter que su papá está bien. Pero después añadió que la herida había sido más grave y que su condición era estable.  

En un comunicado, la policía federal señaló que el candidato contaba con guardaespaldas. En los videos, Bolsonaro no parece portar un chaleco blindado.  Bolsonaro, excapitán del Ejército, es el segundo favorito en los sondeos, después del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien por orden judicial no puede ser candidato pero sigue apelando el fallo. 

Pese a ser congresista desde 1991, la campaña de Bolsonaro lo retrata como un candidato fuera del sistema dispuesto a derrocar a la clase dirigente.  Aunque cuenta con partidarios, Bolsonaro es una figura polémica. Ha sido sancionado, e incluso enfrentado cargos, por declaraciones peyorativas hacia mujeres, negros y homosexuales. 

También habla nostálgicamente sobre el periodo de dictadura militar que vivió el país de 1964 a 1985 y ha prometido crear un gobierno con líderes y exlíderes militares.  Otros candidatos rápidamente denunciaron el atentado. 

‘La política se hace a través del diálogo y el convencimiento, nunca con el odio‘, tuiteó Gerado Alckmin, exgobernador de Sao Paulo que ha criticado la política de Bolsonaro por medio de publicidad.  Fernando Haddad, que se espera tome el lugar de Lula como candidato del Partido de los Trabajadores, dijo que se trató de un ataque ‘absurdo y lamentable‘.