Como en casa,  Al-Attiyah festejó

El príncipe de Qatar, Nasser Al-Attiyah, que antes había ganado el Dakar con Volkswagen (2011) y con Mini (2015), volvió a festejar, aunque esta vez con Toyota, que logra su primer título tras ocho años en la carrera,

El piloto árabe demostró que sabe moverse como nadie en las dunas y la arena del desierto, su hábitat natural, en el que bordó un rally redondo, sin ningún error grave ni ningún percance serio, lo que le llevó a liderar la carrera desde la salida hasta la meta, a excepción de la segunda etapa.

Sus rivales más peligrosos fueron cayendo por el camino hasta que en el segundo lugar, a casi una hora de distancia, quedó el español Joan "Nani" Roma, que sumó su cuarto podio del Dakar en su carrera, mientras que la tercera posición fue para el francés Sébastien Loeb. que corría con el Peugeot que ganó el rally hace dos años.

Loeb fue el vencedor de cuatro de las diez etapas de este Dakar y acaparó la polémica porque un error en la hoja de ruta reconocido por la organización le hizo perder un valioso tiempo en la tercera etapa para haber luchado con Al-

Attiyah por la victoria final.

El triunfo del qatarí con su Toyota Hilux y el tercer lugar de Loeb con el Peugeot dejaron en evidencia a los buggys de Mini, que partían como los grandes favoritos para este Dakar al reunir un equipo de lujo, con el español Carlos Sainz, campeón del año pasado, y los laureados pilotos franceses Stéphane Peterhansel y Cyril Despres.

Sin embargo, enseguida quedaron al aire las flaquezas del prototipo de dos ruedas motrices de Mini, al que se le vio que todavía le falta rodaje en su segundo año en el Dakar tras presentar constantes fallos, especialmente con el sistema automático de inflado y desinflado de los neumáticos.

El resultado fue que solo Despres pudo terminar entre los cinco primeros.

Un nuevo título para Eduard Nikolaev

Con Kamaz, el piloto ruso consiguió ayer su cuarto Rally Dakar.

El ruso Eduard Nikolaev logró ayer su cuarto título como piloto tras imponerse en la categoría de camiones del Dakar, mientras que el argentino Federico “Coyote” Villagra finalizó cuarto. 
Desde 2017, el piloto logra imponserse nuevamente en la competencia más complicada del mundo, tras gestionar a la perfección los tiempos de la carrera, minimizar el tiempo perdido con sus errores, porque los tuvo, y aprovechar los fallos y problemas de sus rivales. 
Aunque en más de una ocasión se quedó atrapado en las dunas, al final Nikolaev fue el piloto más consistente de Kamaz, lo que le valió la victoria ante el discreto Dakar de Iveco De Rooy que finalizó tercero. El segundo, en tanto, fue Dmitry Sotnikov, también ruso y de Kamaz.
No obstante, Nikolaev comenzó el Dakar con dos victorias de etapa y aunque no logró un nuevo triunfo en una especial hasta la novena etapa, siempre estuvo primero o segundo en la clasificación general. 
Finalmente, el ganador de cuatro Dakar y uno como mecánico de Vladimir Chagin en 2010 llegó a Lima con una ventaja de 25 minutos y 36 segundos sobre su compañero Sotnikov. El podio de la categoría lo cerró De Rooy y cuarto, aunque con casi seis horas de desventaja apareció el cordobés Villagra.
Con todo resuelto a favor de Kamaz, la última jornada tuvo un desarrollo distinto al resto del rally. De entrada, Ton Van Genugten sumó su segundo triunfo de etapa con el Iveco Powerstar, poniendo una pequeña tirita al difícil Dakar del equipo Iveco De Rooy. 
A 3 minutos y 11 segundos del holandés, Ales Loprais terminó segundo con el Tatra Jamal, sumando así junto al español Ferrán Marco Alcayna y Petr Pokora su único podio parcial en el rally. 
Por su parte, el propio Sotnikov fue tercero. 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...