Foto: Jan Touzeau

Su tono de voz es pausado y mide cada una de las definiciones que da. En diálogo con El Tribuno, el titular de la Unión Industrial de Salta señaló que al ser un año electoral, será especial. Al tiempo que abogó que “la sociedad tenga más madurez” y que se comience a planificar la Argentina para los próximos 20 o 30 años.
Julio Usandivaras espera que este año mejoren las variables macroeconómicas, que le permitan levantar la cabeza a la industria, al tiempo que en el sector apuntan a no perder más trabajadores. En este contexto, también reconoció que es inevitable que se dé una reforma laboral. 

¿Cómo arrancaron el año y qué esperan para este 2019, en materia económica? 

En términos genéricos cerramos un año que, a la vista de todos, fue complicado con todas las variables macroeconómicas, como inflación, tasa de interés y la fuerte devaluación, que a lo mejor para algunos sectores puede ser buena, pero para otros no; siempre y cuando represente mayores costos en insumos. Este año, como siempre decimos cada vez que arranca un año nuevo, hay esperanza de que sea un año mejor. Este año tiene la particularidad de que habrá elecciones de todo tipo. Nosotros queremos que la sociedad tenga más madurez, que planifiquemos una Argentina a largo plazo y no simplemente para un solo gobierno que esté al frente del país. Y para esto es necesario que todos nos pongamos de acuerdo y digamos qué Argentina queremos para los próximos 20 o 30 años. Y a partir de esto trabajemos todos los sectores: el gobierno, las empresas y los sindicatos, todos apuntando a eso. Siempre en cordialidad.

Tras los aumentos de 2018, el dólar arrancó estable el año, ¿cómo ven el tipo de cambio actual y qué esperan para el resto del año?

El dólar va a estar muy asociado a lo que pase con las encuestas y luego con las elecciones. Hoy está muy parejo el precio. Es muy difícil hoy hacer un pronóstico de lo que viene.

Por la crisis económica, ¿se perdieron muchos puestos de trabajo en la industria salteña?

Los industriales trabajan a largo plazo y el empleo y la capacitación de nuestros empleados es muy importante en nuestra matriz, entonces ante una crisis no es lo primero de lo que se desprende un industrial, sino que lo sostiene. En 2018 hubo una pequeña caída de la mano de obra del sector en Salta, arrancamos aproximadamente con 13.500 empleados y terminamos con alrededor de 13 mil. Podemos decir que alrededor de 500 empleos se perdieron en el año.

¿Cuáles fueron los ramos más afectados dentro de la industria? 

No tenemos esos datos. Tenemos lo que nos envía Superintendencia de Riesgo de Trabajo, que no discrimina por sector. Solo califica al sector industrial como un todo.

¿Cree que este año van a tratar, por lo menos, de recuperar esa mano de obra perdida?

En el sector industrial creo que algo se puede recuperar o mínimamente sostener lo que hay hasta ahora.

¿Cómo es la situación del sector en materia impositiva?

En materia fiscal, lo que paso con la derogación (por parte del Gobierno nacional) del decreto 814 fue: por un lado se aumentaron las contribuciones patronales y por otro lado se redujeron; pero a los sectores alejados, como Salta, entendemos que hubo más perjuicio que beneficio en ese sentido. Ese decreto estipulaba reducciones importantes para fomentar que se asienten más empresas en estas regiones más lejanas de los centros de consumo y esos beneficios se perdieron en comparación con los beneficios que hay.

¿Qué impacto está teniendo la reducción de actividades económicas por parte de la Provincia?

En 2018 se puso una alícuota del impuesto a las actividades económicas, con un horizonte que va decreciendo un 25% por año hasta volver a cero, que era la situación de 2017. A partir del 1 de enero de este año ya se redujo un 25% esa alícuota. Ese tributo significa reducir un 25% lo que se estaba aportando, por lo que es importante y significa un incentivo. Hoy, con todos los insumos y costos laborales, se pierde competitividad. Lo importante acá es que se trabaje en pos de una mayor competitividad y para hacer sustentable las empresas y el empleo que dan las empresas privadas.

En este contexto, ¿piensa que tiene que darse una reforma laboral o al menos sentarse a dialogar sobre el tema?

Claramente. Antes decía que todos los sectores: empresarios, sindicatos y gobierno tienen que pensar en una Argentina a largo plazo, a 20 o 30 años, todo tiene que ser revisado y una reforma laboral también. Hay que revisar tanto costos como forma de trabajo. Hoy tenemos tecnologías nuevas. Hay que trabajar con los sindicatos y los gobiernos viendo el mundo que se viene y no quedarse en el pasado. 

¿Cómo se convive con la creciente inflación? 

Cada empresa es distinta. Esto es una mecánica, una estrategia que maneja cada empresa. Los costos suben y cada empresa tiene que ver en función de la venta, si puede trasladarlo a precio o cómo lo traslada, porque también es importante que se sostenga la demanda. Porque de nada sirve subir precios si después no podés vender. Hay que llevar muy cortita la ecuación.

¿Cómo es la relación con la tecnología?

La tecnología viene penetrando en la industria y está bueno eso. Aparte vos no podés ponerte delante del tsunami. Son cosas que se vienen y por eso todos tenemos que adaptarnos a la realidad, el que no lo quiera entender quedará fuera del mercado. 

Siempre se habla del potencial de la industria minera en la provincia, ¿esto se está haciendo realidad? 

La minería es muy importante para la región. Es uno de los sectores que tiene que crecer. Nosotros siempre soñamos con que no solamente sea extracción de minerales, sino que se industrialice ese producto que se saca en nuestra tierra. Eso sería darle valor agregado al producto y por lo tanto más generación de empleo. 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Encuesta

¿Para qué vas a usar el aguinaldo?

Vacaciones
Pagar deuda
Consumo
Ahorro
ver resultados

Importante ahora

cargando...