Un conductor totalmente descontrolado que se desplazaba por la avenida Banchik en un Volkswagen Voyage terminó detenido y denunciado por “tentativa de homicidio” contra un Policía de Tránsito, luego de cometer innumerables infracciones, y llevar en su capot por más de 100 metros al agente luego de atropellarlo.

Todo comenzó cuando varios Policías en un procedimiento rutinario en época de escuela, se encontraban en el semáforo e ingreso de la Escuela Agrícola controlando que los estudiantes no corran peligro a la hora de cruzar la transitada Avenida Banchik. En ese momento, un automóvil Volkswagen Voyage frenó y comenzó a tocar la bocina y acelerar para que los chicos apuren su marcha. Un Policía que dirigía el tránsito en ese momento le pidió paciencia ante el apuro del automovilista. 

Lejos de acatar la orden de que se calme, el conductor tomó la decisión de pasar el semáforo en rojo y acelerar, algo que podría haber ocasionado una verdadera tragedia. En forma inmediata, un agente de tránsito subió a su motocicleta y persiguió al infractor. Cuando logró darle alcance en el semáforo del Barrio Parque La Vega, el policía se bajó y se puso frente a él para que no siguiera su marcha. Fue ahí cuando el hombre aceleró, lo atropelló, y lo llevó en el capot aproximadamente unos 100 metros hasta que se detuvo en la calle Marcelino Freire detrás del Diario El Tribuno.

En forma inmediata llegaron los refuerzos hasta el lugar en apoyo del agente. Cuando se le realizó el control de alcoholemia, este resultó positivo, le dio 1,17 de alcohol en sangre. “Nosotros como lo hacemos cada mañana en época de escolaridad, controlamos que los alumnos de la Escuela Agrícola puedan cruzar sin ningún peligro la Avenida Banchik. En ese momento, un automovilista comenzó a apurar tocando su bocina a los chicos, le pedimos calma, pero lejos de tener la paciencia necesaria, aceleró y pasó en rojo”, le dijo a El Tribuno Reinaldo Guerra, el policía atropellado. 

“Lo perseguí desde la Escuela Agrícola hasta el semáforo de la zona de Parque La Vega, cuando le pido que se detenga, otra vez hizo caso omiso, me atropelló y me llevó en el capot del automóvil casi 100 metros cuando se detuvo”, indicó el agente.

Un importante operativo se desarrolló a partir de ahí para que el automovilista no siga con su raid de “locura”. Cuando le hicieron el control de alcoholemia, esta dio resultado positivo, y se comprobó que manejaba totalmente borracho. “El hombre me asustó, por eso aceleré, fue todo muy confuso”, dijo el conductor del automóvil en su defensa, Marcelo Ariel Bugiolachio.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...