El paradisíaco lugar donde Salta Basket jugará la Liga Sudamericana

Aguas cristalinas y sol a pleno. Hay playas a la vuelta y vista al mar desde cualquier lugar. Así es la Isla de San Andrés, el paraíso donde arribó Salta Basket y no para hacer turismo precisamente, sino para seguir escribiendo su historia en la Liga Sudamericana de Básquet.
Pero es imposible omitir la belleza natural que presenta esta isla colombiana que se encuentra a más de 4000 kilómetros lineales desde Salta y 11 horas de vuelo. Y vía terrestre se tardaría 94 horas en auto hasta Barranquilla (6196 km), la ciudad costera más próxima a San Andrés. Desde allí, hay otros 780 km hasta la isla.
San Andrés está ubicado en el mar Caribe, más cercana a la costa de Nicaragua (170 km).


Diferentes sitios especializados la caracterizan con sus clásicos arrecifes de coral y la música reggae. La playa Spratt Bight, con un paseo costero con palmeras, es una referencia obligada, lo mismo que el Parque Johnny Cay, una pequeña isla a tan solo 1 km de distancia.
San Andrés tiene una longitud total de 26 km². Pequeñísima. Y es la isla más grande del archipiélago que conforma con Provindencia y Santa Catalina. Todas pertenecen a Colombia.


El Gobierno colombiano decretó desde hace muchos años que para ingresar a la isla se debe abonar una Tarjeta de Turista que a principios de año tenía un costo de 112.000 pesos colombianos, es decir, 1898 pesos argentinos. Es un impuesto que se destina a mejorar la infraestructura de la isla y a proyectos sociales. 
Desde el aire, la isla tiene forma de caballito de mar y puede distinguirse su famoso mar de siete colores, allí también se practican deportes náuticos y excursiones de buceo y snorkel.


La histórica clasificación que obtuvo Salta Basket a la Liga Sudamericana el 20 de septiembre, le daba al equipo salteño no solo otro salto de calidad, sino la posibilidad de mostrar su juego y todo lo que representa en este paradisíaco lugar. Hastá alla fueron los infernales para disputar la zona D, con Warriors de San Andrés, el equipo anfitrión, Botagofo de Brasil y Nacional de Uruguay.
El equipo salteño casi no tendrá mucho tiempo de descanso ni de paseo, ya que debutará mañana contra los brasileños, luego jugará el miércoles con los dueños de casa y cerrará el jueves con el conjunto uruguayo, buscando quedar entre los dos primeros para avanzar a una nueva fase. 
La vuelta a Salta tendrá que ser rápida ya que el lunes próximo, los infernales tendrán su compromiso por la segunda fecha de la Liga Argentina, frente a Rivadavia de Mendoza, en el Delmi.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...