Cien familias tendrán el equipo para beber agua sin arsénico

La pronta instalación de plantas domiciliarias de eliminación de arsénico del agua, beneficiarán a unas 100 familias de las zonas rurales del municipio de El Galpón, para terminar con una problemática histórica y mejorar la calidad de vida de esos habitantes.

El intendente Federico Sacca, junto al Dr Eduardo Oliva, coordinador de la fundación Luciérnaga y representante del programa ASAS, fueron los encargados de presentar los módulos de abatimiento de arsénico para las comunidades de las Costas y Vallecito del paraje Los Rosales.

Luego de estudios, esos parajes fueron identificados como los que tienen en el agua porcentajes de arsénico superior a lo permitido, según los niveles establecidos por la Organización Mundial de la Salud.

Son aproximadamente cien familias que se van a beneficiar con este novedoso sistema, que tiene como objeto mejorar el agua que se consume en estos lugares. Desde la comuna destacaron que es un gran aporte a la salud pública y a la calidad de vida de los vecinos.

"En la primera etapa vamos a colocar 35 plantas domiciliarias, pero proyectamos, el año que viene, llegar hasta las 80, para beneficiar a 100 familias", dijo Sacca a El Tribuno.

Del acto que se desarrolló en el pueblo de El Galpón, donde se explicó cómo funciona el sistema, participaron vecinos de la zona rural que se verán beneficiados, personal del área de salud, miembros del gabinete municipal y concejales.

Participan del proyecto, la Municipalidad de El Galpón, la fundación Luciérnaga, Aeropuertos Argentina 2000, Cifal Argentina y Recursos Hídricos de la Provincia.

Una vieja problemática

"Nosotros teníamos una gran problemática en la zona rural de nuestro municipio, que es muy extensa y donde históricamente se ha sufrido por los altos niveles de arsénico en el agua, un componente bastante dañino para la salud. Es uno de los reclamos que veníamos escuchando de los vecinos y por eso hicimos las gestiones correspondientes para obtener estos módulos", dijo el intendente Sacca a El Tribuno.

"Nos cuesta mucho esfuerzo proveer del líquido elemental a la gente de las alejadas zonas rurales. Nosotros tenemos 14 pozos que dependen del municipio, que llevan agua a más de 2.000 personas y que requieren un mantenimiento permanente y recambio de bombas, por ejemplo", destacó el jefe comunal.

El intendente de El Galpón remarcó que además de garantizar el acceso al agua, comenzaron a trabajar sobre la calidad del servicio. "Hace un año y medio, por medio de gestiones que hicimos con Recursos Hídricos de la provincia, la Fundación Luciérnaga de Buenos Aires, Cifal Argentina y el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, logramos que se incorporen dos módulos de abatimiento de arsénico en establecimientos educativos, en parajes donde los niveles de los componentes estaban por arriba de lo establecido por la Organización Mundial de la salud", dijo Sacca.

En ese sentido destacó que algunos lugares tienen agua con niveles de arsénico que están dentro de lo permitido, que no afectan a la salud de las personas que la consumen.

"Pero hemos identificado a las comunidades de Las Costas y Vallecito como las más complicadas con esta problemática, por eso primero colocamos los módulos en las instituciones educativas, mientras se gestionaba esta posibilidad de conseguir los equipos domiciliarios. Ya hemos logrado la obtención de 80 módulos que se van a colocar en las distintas casas rurales. En la primera etapa se van a instalar 35 que ya llegaron y luego vamos a continuar con el resto", indicó.

Sacca dijo que van a tener que optimizar los recursos y ponerlos de manera compartida en las viviendas cercanas, para un mejor aprovechamiento del agua para consumo humano.

"De esa manera queremos llegar a la mayor cantidad de familias posibles. Hay que tener en cuenta que algunas se encuentran muy alejadas de otras, por eso hay mucho por hacer. Calculamos que con estos módulos vamos a beneficiar a unas 100 familias", detalló el intendente.

Dijo que, en general, casi todos tienen buena provisión de agua y que ahora procuran mejorar la calidad del líquido elemental.

"Esto es un aporte más que hacemos desde el municipio a la salud pública, solucionando un problema histórico de los residentes de las zonas rurales de nuestro extenso municipio", remarcó.

"En los próximos días vamos a iniciar las colocaciones porque tenemos que conseguir los componentes para desarrollar el proyecto, para el cual ya fuimos capacitados en el municipio", señaló Sacca.

El intendente dijo que van a comenzar con las instalaciones de las plantas de manera gratuita, porque resulta vital para mejorar la calidad de vida esos vecinos, que también van a recibir capacitación para realizar el mantenimiento adecuado de los módulos.

"Hay casos especiales de casas muy aisladas, por ejemplo, que se encuentran dentro de una finca, donde tienen paneles solares. Lo bueno de este sistema convencional de filtrado es que no necesita la energía eléctrica para funcionar", concluyó el intendente de El Galpón.

Elemento muy nocivo

La exposición prolongada al arsénico a través del consumo de agua y alimentos contaminados puede causar cáncer y lesiones cutáneas. También se ha asociado a problemas de desarrollo, enfermedades cardiovasculares, neurotoxicidad y diabetes. La intervención más importante en las comunidades afectadas consiste en prevenir que se prolongue la exposición al arsénico implantando un sistema seguro de abastecimiento de agua potable.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...