Advierten que protectores solares y repelentes deberían tener cobertura médica 

Son productos a lo que se considera de perfumería, pero los expertos dicen que deberían tener el mismo status que los medicamentos. Hay proyectos de ley para que obras y sociales y prepagas los cubran, y para que los fabrique el Estado.

"Prefiero quemarme antes que pagar esto. No puedo. No llego", dice él. Ella advierte: "Es que es peligroso no usar, pero están impagables". Acaban de conocerse frente a la góndola de protectores solares de una perfumería: tal vez no se vean nunca más o quizás se vuelvan a cruzar en otro negocio del barrio. 


El fotoprotector más barato cuesta 238 pesos y es factor 6. El más barato de los de factor 30 -el mínimo que recomiendan los dermatólogos- se consigue por 488 pesos. Entre los que recomiendan los médicos, el más económico cuesta 795 pesos -con una faja que anuncia que tiene 30% de descuento-. El más caro de ese factor se vende a 1.260 pesos -con el 20% de descuento, avisa la perfumería-.

"En el último año los protectores solares aumentaron entre un 70% y un 100% en primeras marcas y un 60% en segundas marcas", describe Claudio Ucchino, director general del Colegio de Farmacéuticos y Bioquímicos. El aumento supera al de la inflación estimada anual y ocurre en un contexto en el que, entre este verano y el anterior, el Estado sacó de su programa Precios Cuidados los únicos dos fotoprotectores que formaban parte de esa iniciativa.

Según estima Ucchino, "los pacientes-clientes se quejan de que los precios son inalcanzables porque una familia tipo debe gastar entre 2.500 y 3.000 pesos por mes entre protectores solares y repelentes para hacer actividades al aire libre durante el verano".

"Hay que cambiar el enfoque con el que se contempla un protector solar: que deje de ser un producto cosmético y pase a ser un producto sanitario", dice el diputado nacional Fabio Quetglas (UCR). Es autor de un proyecto de ley que propone la prestación obligatoria por parte de obras sociales, prepagas y el Estado de fotoprotectores de factor 30 o mayor con prescripción médica.

El proyecto se presentó en marzo: ingresó a la Cámara Baja por la comisión de Salud, pero no avanzó de allí ya que, durante la segunda mitad del año y en plena disputa electoral, dicha comisión no se reunió. "Es un proyecto con consenso y tiene estado parlamentario, debería ser ley el año que viene", dice Quetglas, y suma: "Un estudio científico hecho en Estados Unidos atribuye a la exposición solar casi el 90% de los casos de melanoma, y sostiene que ese tipo de cáncer de piel crece entre 2% y 3% anual".

Ante la consulta sobre si estaba previsto incorporar al Programa Médico Obligatorio (P.M.O.) alguna cobertura para los fotoprotectores, no hubo respuesta por parte de la Secretaría de Salud de la Nación. Allí no hay un titular desde la renuncia de Adolfo Rubinstein y ahora con el nuevo gobierno volverá a ser un ministerio, a cargo de Ginés González García.

"Muchos pacientes piden indicaciones para ir a comprar el protector solar y vuelven al consultorio pidiendo alguna alternativa más económica. Esto se ve especialmente este año", sostiene la médica Cristina Pascutto, ex titular de la Sociedad Argentina de Dermatología y dermatóloga en el Hospital de Clínicas. Según indica, "el fotoprotector es un elemento imprescindible para la prevención de las quemaduras de sol y del cáncer de piel en el que puede derivar la exposición: hay otras herramientas que deben acompañar esa precaución, como la búsqueda de lugares de sombra, evitar los horarios más peligrosos y usar sombrero; pero el fotoprotector es imprescindible".
"Un buen producto, que proteja de rayos UVB y UVA, que sea de factor 30 o superior, y que sea de un laboratorio serio, se consigue por alrededor de 800 pesos: no es accesible a cualquiera. Debería existir algún tipo de cobertura como tienen otros medicamentos, porque es una cuestión de salud, de prevención", suma Pascutto.

Según estadísticas del Instituto Nacional del Cáncer (INC), el melanoma ocupa el puesto 21° en tipos de cáncer en la Argentina. Hay 2,5 casos cada 100.000 mujeres y 3,2 cada 100.000 varones. En 2015, el entonces Ministerio de Salud estableció que había 550 muertes anuales por melanoma. "Los protectores solares no son la única medida para prevenir: hay que evitar la exposición en horarios de riesgo -entre las 11 y las 16- y usar mangas y sombreros", afirma Julia Ismael, titular del INC.

Mosquitos

El verano no sólo implica mayor exposición al sol -aunque los dermatólogos insisten en que hay que usar fotoprotectores durante todo el año y Pascutto señala que "el 80% de las quemaduras de sol son urbanas"- sino a los mosquitos que pueden transmitir enfermedades como dengue, zika o chikungunya.
En la perfumería cuesta 285 pesos el repelente que dura 3 horas y 482 el que dice ser "extra duración". Según Ucchino, "los repelentes aumentaron un 80% en un año". Como titular de la entidad que agrupa a farmacéuticos y bioquímicos, sostiene: "Tanto los protectores solares como los repelentes deben ser considerados como productos de prevención y no de estética".

Fuente: Clarín
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Vida y tendencia

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...