Haiti
Caos en Haití: se cumple una semana de protestas antigubernamentales
Los haitianos exigen una disminución del costo de vida y la renuncia del presidente Jovenal Moise.

Cuando todas la miradas se concentran sobre lo que ocurre en Venezuela, hoy se cumplen siete días del inicio de importantes protestas en Haití, cuyos habitantes exigen una disminución del costo de vida y la renuncia del presidente Jovenal Moise.

La masividad y virulencia de las manifestaciones se acrecienta días a día. Los manifestantes atacaron negocios y estaciones de combustibles y saquearon comercios de alimentos en la capital y otras ciudades, pese a un llamado al diálogo de la comunidad internacional tras la muerte de siete personas

Infografía gentileza agencia France Press

La Policía del país más pobre de América y uno de los más pobres del mundo informó hoy que dos personas murieron en las protestas de ayer en la capital, Puerto Príncipe, y en la ciudad de Gonaives, víctimas fatales que se suman a otras cinco registradas entre el jueves y el viernes pasado.

Pese a un llamado al diálogo hecho ayer por el Core Group, integrado por un representante especial del secretario general de la ONU, los embajadores de Alemania, Brasil, Canadá, España, Estados Unidos, Francia, la Unión Europea y el representante especial de la OEA, sectores de la oposición han pedido seguir con las protestas.

Jovenal Moise, presidente de Haití.

El presidente Moise también hizo un llamado al diálogo que fue rechazado por sectores de la oposición. 


En los últimos días, la situación de inseguridad ha aumentado debido a las violentas protestas, por lo que varias Embajadas han pedido a sus ciudadanos limitar sus desplazamientos.
En la capital y algunas ciudades, los manifestantes atacaron negocios y estaciones de combustibles, y saquearon algunos comercios dedicados a la venta de alimentos, pese a la presencia de policías que intentaban controlar la situación.

"Hoy estamos en la calle porque nadie nos escucha. No tenemos empleo, dinero ni esperanza. Estoy en busca de algo y es por eso que llevaré cualquier cosa que pueda encontrar", dijo Paul Baptise, un manifestante en Puerto Príncipe, a la agencia de noticias EFE.

Un sector de la oposición reclama la renuncia del presidente Moise, quien el pasado jueves, justo el día que se iniciaron las protestas, cumplió dos años en el cargo.

Uno de los promotores de estas protestas es el dirigente opositor André Michel, quien a través de Twitter volvió a reclamar la renuncia del mandatario, de quien afirmó "ya no tiene legitimidad".

El secretario de Comunicación, Eddy Jackson Alexis, rechazó hoy la violencia y llamó a la calma, y aseguró que el gobierno se estaba movilizando para "mantener la seguridad".
Alexis apuntó que el gobierno reconoce el derecho a protestar "pero pacíficamente."

Desde la vecina República Dominicana, el Ejército anunció el reforzamiento de la seguridad en su frontera con Haití, y algunas aerolíneas cancelaron los vuelos de hoy hacia Puerto Príncipe.
Las manifestaciones se producen después de que el gobierno declaró la semana pasada una urgencia económica, que implica reducir el costo de los bienes de primera necesidad o incrementar el acceso al crédito de las pequeñas empresas para intentar paliar la crisis.

La situación de Haití se agravó este año por una fuerte depreciación del gourde, la moneda oficial, y por la crisis de electricidad derivada de la escasez de gasolina.

El país tampoco ha logrado aprobar su presupuesto para este año, de 1.650 millones de dólares, el cual fue rechazado el pasado mes por la Cámara de Diputados tras argumentar que ese no satisface a la cámara.