El autor de una masacre familiar pide la libertad

A 25 años de la llamada "Masacre de Flores", donde mataron a los padres, los hermanos y un amigo de Matías Bagnato, en 1994, el único condenado solicitó a la Justicia que le otorguen la libertad condicional y por primera vez la familia será homenajeada en una plaza del barrio porteño donde fue asesinada.

La solicitud del excomerciante español Fructuoso Álvarez González (58) para salir de prisión fue realizada por su defensa al juez de Ejecución Penal 1, José Pérez Arias, quien antes de resolver debe analizar los informes del Servicio Penitenciario. De acuerdo con los estudios que constan en la causa, realizados por la junta disciplinaria del penal de Ezeiza, Álvarez González "no tiene arrepentimiento sobre el hecho, es un psicópata" y, según Bagnato, mantiene "odio" hacia su figura y por eso lo amenazó de muerte cuando fue expulsado del país, pero luego regresó aunque lo tenía prohibido.

Además, el condenado no tiene ningún vínculo que lo contenga en caso de salir de la cárcel, ya que no se habla con su familia.

En 1995, el comerciante fue condenado a prisión perpetua pero cuando llevaba cumplida casi la mitad de la pena, en 2004, fue enviado a España, liberado y regresó al país, hasta que lo volvieron a apresar en 2011 por las amenazas.

En ese momento solicitó un nuevo cómputo de la pena.

Ahora, como ya lleva más de 20 años en prisión, pidió la libertad condicional. Por primera vez, para recordar a la familia Bagnato, el lunes a las 18.30 se realizará un acto y se colocará una placa en la plaza Simón Bolívar, ubicada en Baldomero Fernández Moreno y Dávila de Flores, donde Matías iba a jugar con sus padres y sus hermanos. La "masacre de Flores" fue cometida el 17 de febrero de 1994 en casa de Fernández Moreno 1906, donde Álvarez González roció la propiedad con combustible y generó un incendio. Por el fuego, murieron José Bagnato (42); su esposa Alicia Plaza (40); sus hijos Fernando (14) y Alejandro (9) y Nicolás Borda (11), un amigo del menor de los chicos que esa noche se había quedado a dormir, mientras que el único que se salvó fue Matías, quien por entonces tenía 17 y saltó por una ventana.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...