Gremios piden un acuerdo  salarial con cláusula gatillo

Representantes de gremios docentes pidieron ayer un acuerdo salarial con cláusula gatillo para que, de producirse un desfasaje, los sueldos se actualicen de forma automática con la inflación cada tres meses.

Durante la tarde comenzaron las conversaciones paritarias de los trabajadores estatales por sectores. Por un lado, educación y, por el otro, salud, con sus respectivos ministros y el jefe de Gabinete, Fernando Yarade, que no se movió del 23% de incremento ofrecido para 2019, aunque se habría comprometido a analizar todos los planteos.

Hasta ahora la propuesta de la suba es en cinco escalas: un 5% en marzo, un 5% en junio, un 3% en agosto, otro 5% en octubre y, finalmente, un 5% en diciembre con lo que se completaría el 23% total, porcentaje que ya había sido rechazado por los sindicalistas.

Participaron de la mesa la secretaria general de la Asociación Docente Provincial, Patricia Argañaraz, denunciada por supuesta administración fraudulenta del gremio que nuclea a la mayoría de los maestros salteños. Estuvieron también sus pares de Sadop, UPCN, AMET y UDA. Desde Sitepsa confirmaron que no habían sido convocados.

"Propusimos que se incorpore una cláusula gatillo en el acta acuerdo y que nos reunamos cada tres meses para ir viendo la inflación. Que el sueldo se vaya actualizando con la inflación en caso de quedar en desfasaje el acuerdo", comentó Guillermo Burich, responsable en Salta de la oficina de Unión de Docentes Argentinos.

Destacó que el encuentro, que no duró más de 40 minutos en la Casa de Gobierno del Grand Bourg, fue en buenos términos, y que Yarade, además de apelar a que estas conversaciones sigan, se comprometió a revisar los números y presentar una contraoferta superadora mañana. "Somos optimistas. Esperemos llegar a un buen arreglo para que el docente esté tranquilo y pueda empezar las clases el 6 de marzo", añadió Burich.

Salud

El titular de ATE, Juan Arroyo, participó de la mesa de negociación del sector de la salud, que se realizó en paralelo a la de educación. Ratificó que rechazó el ofrecimiento oficial del 23% anual y que en contrapartida planteó un aumento semestral (hasta julio) del 23% más un 9% de recomposición salarial por 2018.

"El año pasado los trabajadores perdimos 10 puntos y queremos primero recomponer el poder adquisitivo del salario. Tenemos un indicador que marca en enero un 3% de inflación y de acuerdo a eso si nos ponemos a hacer un análisis hasta diciembre se va a superar el 35%", señaló Arroyo.

Agregó que hay otros temas específicos que también le preocupan como el no cumplimiento de un acta acuerdo por la situación precarizada en la que están los monotributistas.

"Hay voluntad política del jefe de Gabinete de ir cumpliendo al menos parcialmente, así que esperamos avanzar con eso", dijo el sindicalista y adelantó que posiblemente haya una nueva reunión el viernes.

Para contextualizar el ofrecimiento del 23%, los funcionarios realizaron un diagnóstico mostrando cifras macroeconómicas y hablando sobre las proyecciones de inflación que estableció el Gobierno nacional, que a principios del año pasado indicaban una cifra estimada del 15%, aunque el índice finalmente cerró en más de 47%.

Desde el gremio Sitepsa difundieron que rechazan el 23% de actualización salarial y evalúan como posibilidad el no inicio de clases en caso de que no mejore la oferta. Quieren una suba que acompañe la pérdida del poder adquisitivo de los salarios, recuperando los 10,1% del año pasado más la proyección inflacionaria de este año.

Piden además considerar en el aumento el saneamiento de la grilla respetando el decreto 883/15 y que se convoque urgente a paritarias técnicas.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...