POLICIALES
Se presentó a la Justicia el menor declarado en rebeldía por la violación de la niña wichi
El menor declarado en rebeldía durante el juicio que hasta ayer se desarrolló en Tartagal por el abuso sexual de una niña wichi de 12 años se presentó hoy espontáneamente a la Justicia.

El menor declarado en rebeldía durante el juicio que hasta ayer se desarrolló en Tartagal por el abuso sexual de una niña wichi de 12 años se presentó hoy espontáneamente a la Justicia.
Fuentes del Poder Judicial de Salta informaron que la jueza Sandra Sánchez tomó esta mañana audiencia al menor, quien se presentó en el juzgado de menores a cargo de las medidas tutelares. 

El chico dijo que no había comparecido a la audiencia de debate ya que se encontraba trabajando en tareas de desmonte en la zona de Orán, y que cuando regresó su madre le informó del juicio.

Los voceros explicaron que, hasta aquí, el joven había cumplido con las medidas impuestas y concurrido a las audiencias de control de conducta fijadas por la jueza.


Juicio y condena

Los jueces de la Sala I del Tribunal de Juicio de Tartagal, que fueron los que lo declararon en rebeldía ante su no comparecencia en la audiencia de debate, condenaron ayer a seis adultos a la pena de 17 años de prisión de ejecución efectiva.

  • Los magistrados consideraron a los acusados autores penalmente responsables del delito de abuso sexual con acceso carnal en perjuicio de una menor de 12 años mediando violencia, aprovechándose de la falta de libre consentimiento, en el ámbito de violencia de género calificado por el número de personas y agravado por la intervención de menores de 18 años, todos en grado de coautores. 
  • Además, declararon penalmente responsables a los otros dos menores juzgados.
  • El menor que se presentó hoy será juzgado por el mismo delito, aunque intervendrá otro tribunal para resolver su responsabilidad o no en los hechos imputados.

La causa

El hecho ocurrió en 29 de noviembre de 2015 en el paraje Alto La Sierra, del departamento salteño de Rivadavia, y la denuncia fue radicada por la madre de la víctima, según quien su hija salió esa tarde y no tuvo noticias de ella hasta el día siguiente, cuando fue hallada desvanecida en una cancha de fútbol, y lesionada debido a un ataque sexual.

El caso tomó notoriedad en mayo de 2016, cuando se supo que la niña estaba embarazada. Una junta médica realizada en el Hospital Materno Infantil, de la capital salteña, decidió finalmente interrumpir la gestación.