Crecida del Pilcomayo
Santa Victoria Este: cuando el agua baja aparece la dura realidad
Tras el descenso del río Pilcomayo el número de evacuados se confirma en unos 400.Comenzó la etapa de evaluación de situación de daños y de previsión de crecientes.

Para la mañana de ayer el río Pilcomayo, en la zona de Mi sión la Paz, continuaba en descenso y registraba, a las 6.30, 7,01 metros. Las demás estaciones, de las que se tienen datos, también registraban descensos. Según la información del Ministerio de Asuntos Indígenas, quedaron hasta ayer 326 personas evacuadas en los tres centros en Santa Victoria, en una escuela primaria, en el colegio secundario San Ignacio de Loyola y el albergue estudiantil. Los evacuados pertenecen a los parajes de Monte Carmelo, La Estrella y La Gracia.

Desde el miércoles, y por tiempo indefinido, quedó aislada gente de Misión La Paz por el corte de la ruta 54 a la altura de La Estrella. También ahí se debe destacar la solidaridad y el trabajo coordinado que se viene realizando desde hace unos años en lo que se denomina el "Gran Chaco Americano" por el cual lanchas de Paraguay comenzaron a hacer el "puente" para trasladar de un lado al otro las emergencias y las mercaderías para la población.

La titular de Asuntos Indígenas, Edith Cruz, dijo que desde ahora la tarea será el relevamiento que al menos durará unos dos meses.

Fue destacable el rol que tuvieron los más de 50 trabajadores que desplegó este ministerio. Desde el domingo que estuvieron en territorio, sin dormir prácticamente, colaborando en la evacuación de los afectados. Lo mismo para los más de 30 bomberos voluntarios que llegaron desde los cuarteles de Orán, Salvador Mazza y Aguaray.

Muy poco se nombró al equipo médico del área operativa que amplió los controles para brindar cobertura no solo en el hospital cabecera y en la Municipalidad local sino que se establecieron en los puestos fijos de Santa María, La Paz y La Puntana.

El secretario de Salud, Francisco Marinaro Rodó, dijo que "los exámenes y controles médicos de rutina continuarán de manera periódica en el centro de evacuados", que dispuso la Municipalidad local.

Informaron que "se registraron dos fracturas de tibia y clavícula y una paciente que presentaba ginecorragia, casos que fueron derivados al hospital Juan Domingo Perón de Tartagal para estudios de mayor complejidad". Las patologías más frecuentes fueron cuadros respiratorios, de catarro y de diarreas. También traumatismos por caídas y golpes en el barro.

"Otras 15 personas quedaron hospitalizadas en Santa Victoria Este", concluyeron.

Imponderables

En el balance de sumas y saldos se debe decir que no se tuvo en cuenta la ley de Murphy que enuncia que "si algo malo puede pasar, pasará". Los anillos de protección que construyeron en torno de los caseríos resistieron hasta que dejaron de resistir. El agua no pasó por arriba de los 4 o 5 metros que tenían según variaciones. "El río pasó por abajo", dijo el cacique Pablo Segundo, de La Estrella.

Tras filtrar silenciosamente, el agua luego irrumpió con más fuerza y es por eso que las más de 80 familias de Monte Carmelo no tuvieron tiempo de autoevacuarse. Tras romper los anillos, lo que fue una herramienta útil se volvió en contra. El agua se estancó en los anillos. El agua corrió tan rápido que atrapó al camión Unimog de los Bomberos de la Policía. Los voluntarios de los cuarteles del norte provincial entraron en acción con "El Gordo Vivas", la lancha de los Bomberos de Orán. Solo eso para evacuar a todas las familias que quedaron a unos 7 kilómetros de la tierra seca más cercana. Cristian Bazán, Oscar Pizarro, Inés Urrutia, Alfredo López, David Salva son algunos de los héroes anónimos que no salen en los medios pero que se embarraron hasta el orgullo durante más de tres días.

La lancha de la Policía de la Provincia demoró, se perdió y no se supo más de ella.

El Ejército fue el salvador y con su helicóptero realizó el largo rescate que duró una tarde, una noche y una mañana.

Reunión

 El gobernador Urtubey recibió ayer a Lucio Rojas, padre del cantante Jorge Rojas y referente de pequeños productores de la zona. Dialogaron sobre las consecuencias de la crecida y las acciones para asistir a los afectados. Según el Sistema de Alertas, “por el momento no hay lluvias importantes en Bolivia”. Sin embargo, se esperan lluvias para el lunes 11 y madrugada del 12 de febrero.