El fiscal  atribuyó lo que pasó a la  velocidad

De acuerdo con la imputación del fiscal de la Unidad de Graves Atentados contra la Personas, Ramiro Ramos Ossorio, las pericias realizadas determinaron que el auto que conducía María Belén Méndez García Zavaleta circulaba a una velocidad de 84,76 kilómetros por hora por una arteria cuyo máximo permitido, según la Subsecretaría de Tránsito y Seguridad Vial de la Municipalidad de Salta, es de 40 km/h.

En los fundamentos del requerimiento a juicio, el representante del Ministerio señaló que "de un renovado análisis de la plataforma fáctica recabada, merced a los elementos probatorias colectados, se tiene efectivamente acreditada que la acción imprudente, imperita y antirreglamentaria ejecutada por la acusada, al pretender maniobrar el rodado en exceso de velocidad para la acción que pretendía ejecutar (giro/ ingreso a una arteria secundaria o colectora), constituyó una elevación del riesgo socialmente permitido para la actividad que la misma desarrollaba". Esto es, "la conducción vehicular, riesgo que finalmente se tradujo en el resultado luctuoso provocado como acción directa de la conducta reprochable". Ramos Ossorio reforzó la acusación con el testimonio de varias personas.

.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...