Fermín Hoyos: "Mi apoyo es total a los docentes independientes en lucha"

"Se quieren llevar los laureles por un logro que no han obtenido, y si no fuera que casi estaban por meterla en cana a la secretaria general de la ADP, Patricia Argañaraz, ese gremio entreguista hubiera firmado calladito el aumento de un mísero 23 por ciento", comenzó declarando el dirigente Fermín Hoyos, de ATE.

Agregó: "ATE Capital y su secretario general Juan Arroyo, funcionario y funcional al gobierno provincial y los otros gremios que han firmado el acuerdo de un 35% se quieren atribuir un mérito que no tienen, por eso mi apoyo es incondicional a los docentes independientes que ponen el pecho. Mi sugerencia es que sigan en la lucha hasta que el Gobierno firme un decreto con el aumento obtenido y no acordando con esos gremialistas que lo único que hacen es entregar a los trabajadores".

En esos términos y con una firme postura se pronunció el combativo secretario general de la departamental San Martín de ATE, Fermín Hoyos, quien tuvo duros conceptos con sus pares sindicalistas de otras organizaciones gremiales al referirse al conflicto docente, que sigue sin resolverse a pesar del ofrecimiento que hizo el Gobierno provincial.

Una lucha que no les pertenece

Hoyos explicó que "quizás la opinión pública no lo entiende, pero los docentes independientes y autoconvocados están en todo su derecho de no volver a trabajar porque desde hace dos semanas están en la calle, movilizados, haciendo tortillas para vender en las plazas para recaudar unos pocos pesos y seguir en la lucha. Pero de buenas a primeras el Gobierno de la Provincia -que se supone tiene funcionarios tan hábiles para negociar un conflicto- no tuvo mejor idea que hacer un acuerdo con los gremios que no hicieron absolutamente nada, como ADP. Esos gremios hubieran firmado calladitos el incremento miserable del 23%".

Hoyos remarcó que "sin participación de los gremios los únicos que salieron a luchar fueron los maestros con sus chaquetas, haciendo marchas, cortando calles, viajando a las asambleas porque es la forma de dignificar el trabajo del educador. Pero el Gobierno pretende acordar con los gremios más entregadores que tiene esta provincia, cuando sus secretarios generales nunca movieron un solo dedo para conseguir ese aumento salarial. El Gobierno y el más inexperto dirigente gremial saben cuál es la solución: que el Gobierno, prescindiendo de quienes hoy quieren llevarse los laureles, firme un decreto, otorgando el 35 por ciento de aumento y que se comprometa a no descontar los días de paro ni perseguir a los docentes activos de la medida, como los puntos más importantes", precisó Hoyos, quien se mostró "totalmente a favor de los docentes independientes. Como organización gremial vamos a seguirle dando todo el apoyo, porque esa actitud del Gobierno de querer ningunearlos y acordar con los gremialistas es totalmente inaceptable", enfatizó el dirigente.

Acuerdo con los municipios

Hoyos precisó que otros de sus frentes de lucha "está en los municipios, a quienes desde hace un mes les pedimos el 35 por ciento de aumento; en el caso de Tartagal acordamos un 30 por ciento pero retroactivo al mes de enero y no escalonado, como es el ofrecimiento que hace la Provincia. Hemos conseguido además un 100 por ciento en algunos ítems, como equipamiento o vestimentas. En Tartagal estamos a un paso de acordarlo, lo mismo que en Aguaray, donde el intendente Alfredo Darouiche ofrece un 27 por ciento, pero creo que con buen diálogo podemos llegar a ese 30, a más tardar la próxima semana, también retroactivo al mes de enero. En esa localidad tenemos previsto hacer una asamblea el próximo lunes, por lo que creo que el martes podemos tener buenas noticias para los municipa les".

Hoyos precisó que "conseguir los aumentos retroactivos al mes de enero implica que cada trabajador tendrá en su bolsillo una suma de $1.900 más, lo que nos llevaría a rondar los $20.000 pesos de básico en el caso de Tartagal. En Mosconi -agregó- tenemos que tener un diálogo con el intendente Isidro Ruarte, que está pasando un momento difícil en su vida familiar por el fallecimiento de su hermano, aunque en ese municipio también el pedido ha sido de un 35 por ciento pero retroactivo a enero de 2019. Pero donde la situación está más complicada es en Salvador Mazza, donde el intendente Rubén Méndez ofrece una suma fija de $4.000 no remunerativa, pagadero en 4 cuotas, que no vamos a aceptar bajo ningún punto de vista. Lo más probable es que sea en Salvador Mazza donde se focalice el conflicto, porque ya hemos comunicado a la Dirección de Trabajo que el paro de actividades comienza el próximo 25 de marzo, por tiempo indeterminado".

Hoyos explicó además que "en el caso de Tartagal hemos logrado también el paso a planta permanente de 70 contratados y la recategorización de otra cantidad similar de trabajadores, que pasaron de la 8 a la 14, lo que implica un aumento en el sueldo básico de $2.150. Hay predisposición de la mayoría de los intendentes con quienes afortunadamente tengo el mejor diálogo. Pero saben también que como sindicalista a la hora de negociar me voy a poner incondicionalmente del lado de los trabajadores".

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...