Los combustibles subirán por cuarta vez en el año

Las petroleras analizan aplicar un nuevo ajuste en el precio de los combustibles tras la fuerte suba del dólar, que en una semana acumuló un avance de 9,1%, con lo que se concretaría el cuarto incremento en lo que va del año.

Si bien el porcentaje aún es estudiado y dependerá de la cotización de la divisa en lo que resta de abril, trascendió que se ubicará entre 3 y 5 por ciento con el argumento de equilibrar los efectos de la devaluación y el precio del crudo.

La última actualización fue concretada a finales de marzo, cuando YPF puso en marcha una suba de 4,5 por ciento; mientras que los combustibles de Shell habían saltado un 9,5% promedio en todo el país.

El dólar marcó el viernes un nuevo máximo histórico de $46,90 y en algunos bancos superó los $47 a pesar de nuevos incrementos en la tasa de Leliq.

Así, la moneda norteamericana acumuló a lo largo de la semana una suba de 9,1% por una firme demanda en medio de un clima de incertidumbre, desconfianza y nerviosismo en la city porteña.

Se trataría del cuarto ajuste en los combustibles en lo que va del año y, según lo estipulado, el cambio de precios se realizaría a partir de los primeros días de mayo.

El nuevo aumento en el sector tendrá un impacto directo en la inflación, que trepó en marzo a 4,7%, dado que es una herramienta clave para trasladar los alimentos.

Solo dos motivos podrían demorar la aplicación del nuevo ajuste: la caída en el consumo de combustibles, que sigue alta; y el factor político, ya que YPF es la petrolera que suele liderar los aumentos en los precios.

Tanto es así que si bien el mes pasado Raizen, que comercializa la marca Shell, se adelantó y anunció un aumento del 9,5% en la nafta y el gasoil, tras el anuncio de la competencia (YPF y luego Axion), decidió retrotraer la suba para que el incremento fuese del 5%, casi como las otras compañías.

En este contexto, no sería extraño que la decisión fuese demorar o suavizar los aumentos. De hecho, una de las medidas anunciadas días atrás por el presidente Mauricio Macri fue postergar los aumentos tarifarios del año y fijar el valor de 64 productos básicos por seis meses.

De todas maneras, los fundamentos que explican la necesidad de volver a hacer ajustes en los precios de los combustibles son dos: por un lado, el dólar, que subió de $44,40 a $46 entre el 29 de marzo y el cierre de ayer (3,6%); y por otro, la evolución del valor del Brent, que escaló desde los US$ 67,70 el barril, a fines de marzo, a los US$73 actuales (casi 8%).

Fuentes del mercado aseguraron que si se tuviera que realizar el ajuste correspondiente por la evolución del dólar y el petróleo, la suba debería ser del 15%, ya que hay parte de retraso de los últimos meses más el impacto de lo que sucedió en abril.

Sin embargo, lo más probable es que la suba sea similar a la aplicada a comienzos de este mes (4,5%), o incluso menos.

El CEO de YPF, Daniel González, admitió en las últimas horas que existe un "pequeño atraso hoy" en el valor de los combustibles, y consideró que "hay que tratar de ir acomodando los precios a la evolución de la economía", en función de la cotización internacional del barril de crudo y del tipo de cambio.

Actualmente, los precios de YPF en Capital Federal y Gran Buenos Aires son: $40,43 el litro de nafta súper; $46,65 el litro de infinia; $37,94 el litro de diésel y $44,40 el infinia diésel.

En el caso de Shell, la nafta súper vale $41,48; la v-power, $47,67; la fórmula diésel, $39,57; y el v-power diésel, $45,95 el litro.

Estacioneros piden esperar

La Confederación de Entidades de Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha) consideró que la industria petrolera debería esperar que el mercado alcance una nueva estabilidad cambiaria para fijar alzas en los precios de las naftas, en un contexto de retracción de la demanda.

“Con un dólar en alza y en una jornada de alta incertidumbre, resulta difícil establecer cuál será el alcance del nuevo aumento, pero se descuenta su próxima aplicación”, afirmó el presidente de Cecha, Carlos Gold, en referencia a las versiones de incrementos para los próximos días. 

En ese marco, para el directivo de los estacioneros, “la industria debería esperar a que se alcance una nueva, aunque transitoria, estabilidad del dólar para fijar nuevos valores” en los surtidores.

Habrá meses de alta volatilidad

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, consideró ayer que el presidente Mauricio Macri “transmitió con total claridad” durante la última reunión de Gabinete que habrá “meses de alta volatilidad” del dólar por la “incertidumbre política” de cara a las elecciones.

La moneda norteamericana finalizó el viernes en un récord de $46,90 y en algunos bancos superó los $47 pese a nuevas subas en la tasa de Leliq, mientras acumuló a lo largo de la semana un aumento de 9,1% en un clima de incertidumbre y nerviosismo en la city porteña.

En ese escenario, Dietrich se refirió a la reunión de Gabinete llevada a cabo en medio de la crisis cambiaria y señaló: “El Presidente transmitió con total claridad que vamos a tener meses de alta volatilidad por la incertidumbre política que tiene la Argentina este año”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...