En el octágono puede suceder cualquier cosa. Son peleas devastadoras, propias de los luchadores que eligen dejar hasta la última gota de sudor para demostrar sus aptitudes en las artes marciales mixtas.

Un claro ejemplo de ello es lo que sucedió en Birmingham, donde Raymond Daniels expuso una producción perfecta para noquear a Wilker Barros. Cuando el cronómetro marcaba los 4 minutos con 36 segundos, el norteamericano sorprendió a la Pantera Negra con una toma que pasó del kickboxing al Bellator.

Así, The Real Deal, como es conocido en el mundo de MMA, volvió a demostrar su estilo llamativo y agresivo de lucha con una performance perfecta, ideal para llevar a la pantalla grande.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...