Messi, el Himno y las travesuras de Mateo acapararon la atención

Todos hablaron del detalle de la previa del partido entre Argentina y Venezuela que dio la vuelta al mundo, en igual o en mayor medida que el encuentro en sí.

La manera efusiva y hasta con una impronta sentimental y cargada de pasión con la que Lionel Messi entonó las estrofas del Himno Nacional Argentino en el momento de la presentación antes del juego fue, sin lugar a dudas, “la vedete” de la tarde en el estadio Maracaná de Río de Janeiro.

Incluso, el canto de Messi, inédito si tenemos en cuenta citas internacionales anteriores que jugó el 10 con la casaca celeste y blanca, acaparó más flashes, capturas, repercusiones y hasta memes que las instancias del partido, que el “tacazo” de Lautaro Martínez que abrió la puerta de la clasificación Argentina a semifinales y la actuación colectiva más los crecimientos individuales del equipo. Y hasta los cambios del DT Lionel Scaloni, otra vez discutido, fueron eclipsados, disimulados y pasaron a un segundo plano, por la victoria en sí, pero también por la imagen de Messi entonando el Himno como nunca antes.

Y lo hizo justo allí, en el escenario donde experimentó tal vez su dolor futbolístico más grande, cuando perdió por muy poco la final del Mundo ante Alemania en 2014 y miró la ansiada copa de reojo, al pasar.

Paradójicamente, la de ayer ante Venezuela fue una de las producciones más apáticas e intrascendentes de la Pulga en su vasta trayectoria en el seleccionado albiceleste, el día que el equipo en general mostró una mejor versión, el día que Messi cantó el Himno, tal vez como una manera de acallar tantas críticas por sus cuestiones “de forma” que suelen ser tan cuestionadas por un importante sector de la opinión pública, tanto por su omisión de entonar las estrofas patrias, como por ciertos gestos elocuentes, de miradas clavadas al piso, o como cuando se tomó la cara en señal de preocupación, justamente durante el Himno antes de la goleada lapidaria ante Croacia en el Mundial Rusia 2018. Muchos, incluso, llegaron a tildarlo de “antipatria”, en una ridícula e innecesaria postura chauvinista. 

Y justo el día que cantó el Himno tuvo poca participación en el partido, no tuvo el control de la pelota y careció de eficacia en los pocas chances con ventaja con las que contó. El fervor con el que cantó el 10 provocó una revolución en las redes sociales y fue trending topic en Twitter.

 

Mateo, "el terrible"

El hijo del medio de Lionel Messi, Mateo, quien ya demostró ser el “niño terrible” de la familia con las desopilantes ocurrencias que son expuestas por los Messi en las redes sociales, también dio la nota.

En la previa del partido, las imágenes de la TV captaron al niño intratable e inquieto: primero, hizo equilibrio entre las butacas del Maracaná desafiando al peligro, ante la desesperación de su madre, Antonella, y su abuela Celia (madre de Lionel).

Cuando su mamá quiso reprenderlo, volvió a escaparse por los pasillos del estadio, no sin antes dejar llorando a su hermano mayor, Thiago, al darle un pisotón.


 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Últimas Noticias de Copa América

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...