Agustín Calleri: “La idea es tratar de instalar el tenis en la currícula escolar”

Mide 1,83 metros, pesa 86 kilos y pese a tener 42 años, conserva la figura que tenía cuando integraba “La Legión” de tenis. “No sé por qué me dicen El Gordo”, avisa Agustín Calleri apenas recibe a El Tribuno en el Ministerio de Cultura y Turismo de Salta, mientras disfruta de sus vacaciones familiares y también ejerce sus primeros 14 meses como presidente en la Asociación Argentina de Tenis.
Antes de ser el titular de la AAT, fue diputado nacional y presidente de la Agencia Córdoba Deportes, pero mucho antes llegó a ser número 16 en el ranking de la ATP, ganó 9 ATP Challengers, 2 ATP 250 y fue finalista en el Masters de Hamburgo. Sus más destacadas victorias fueron ante Lleyton Hewitt, Andre Agassi, Gustavo Kuerten y Juan Carlos Ferrero. El último triunfo que festejó vs. un tenista fue ante José Luis “Batata” Clerc, pero no dentro de la cancha, sino en las elecciones, cuando logró posicionarse como la máxima autoridad del tenis nacional.
¿Qué te trae a Salta? 
Estoy de vacaciones en familia. Cuando jugaba viajaba por todo el mundo con el tenis, decía que quería conocer mi país, así que ahora puedo hacerlo. Estuve en Tucumán, Cafayate, ahora estoy en Salta e iré a Jujuy. Aproveché para juntarme con Estanislao (Villanueva, presidente de la Asociación Salteña de Tenis). Tengo una comunicación fluida con él, intercambiando opiniones. Si le va bien al tenis de Salta, nos va bien a todos.
¿Qué planean hacer en la provincia?
La idea es tratar de instalar el tenis en la currícula escolar, es un tema pendiente y ya tomamos iniciativa. En Salta lo vamos a hacer de a poco, que sea visible. Hay que trabajar por el tenis que tanto nos dio. 
¿En juveniles te tocó venir?
Sí, a Salta vine a jugar Nacionales, no es como ahora que se disputan las competencias por Grado 1, 2 y 3. Era muy bueno porque viajabas en delegación. En la época que yo jugaba, en Salta se destacaba Ignacio “Nacho” Valdecantos.
¿Qué opinión te merece el tenis provincial que durante mucho tiempo no tuvo importantes progresos, salvo casos excepcionales?
En la Asociación no nos preocupa el profesionalismo. Sí queremos que el tenis sea divertido, nos importa la parte social. Que se viaje de nuevo en delegación, como antes. Otros deportes hacen eso y con el cambio de sistema de disputas de Grados 1, 2 y 3, sumado a la situación del país, para los chicos es costoso y aburrido, entonces muchos terminan abandonando el tenis.
Por eso regionalizamos el sistema de menores para que haya menos gastos y volver a retomar el sistema anterior. Ya tenemos más de un 30% más de chicos que antes, por lo que consideramos que en poco tiempo funcionó muy bien.
De ser jugador profesional de tenis, te abocaste a la política, ¿en cuál ámbito te sentís más cómodo?
Mirá, en la política generé esa adrenalina que había dejado de tener cuando dejé el deporte y dicen que la adrenalina es la droga de los deportistas.
¿Y como dirigente, qué es lo que pretendés dejar para ser reconocido en el tiempo?
Un político tiene que hacer obras y como presidente de la Asociación Argentina de Tenis quiero que se concrete el Centro Nacional de Tenis. Siempre fue un pedido de los jugadores y en “La Legión” generábamos muchos recursos que no fueron aprovechados en ese momento de auge del tenis argentino.
¿Qué tan cerca están de concretarlo?
Ya firmamos un convenio con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y queremos trasladar el Centro Nacional en Parque Sarmiento y la idea es que las oficinas estén ahí, que haya un gimnasio y también aprovechar las canchas de tenis que hay. Hay que trabajar mucho, porque el estado de la Asociación era lamentable cuando la agarramos.
¿Podés hacer un balance de estos 14 meses al frente de la AAT?
A nivel administrativo y dirigencial ordenamos la Asociación. Antes no tenía presencia y los empleados decidían la mayoría de las cosas. 
Hoy tenemos una reunión del consejo directivo y diferentes responsabilidades. Soy de delegar mucho y debemos ser la asociación con más exjugadores de primer nivel.

¿Cómo hiciste para unir...?
¿El agua y el aceite? Juntar a Gastón Gaudio y a Guillermo Coria fue muy bueno y menos complicado de lo que parecía. Nos conocemos desde hace años, pero se habló de eso por el morbo de la gente. Lo bueno fue que se habló del tenis durante esa serie de Copa Davis ante Colombia, pero ya no existe la rivalidad. 
Cuando ellos tomaron la capitanía en la serie, cada uno sabía cuál era su lugar. Fue una semana armoniosa. Yo entrenaba con Guido Pella y los jugadores se sintieron muy cómodos, porque para ellos es más fácil hablar el mismo idioma del tenis con sus dirigentes que fueron jugadores.
Mencionaste a Pella que días atrás llegó a los cuartos de final en Wimbledon, ¿te sorprendió?
No me sorprende, porque uno sabe lo que Guido puede dar. Con José “Chucho” Acasuso (su entrenador), logró una estabilidad muy buena y tras perder una final en Córdoba, ganó su primer torneo importante en San Pablo. El tenis es un deporte de mucha confianza y hoy por hoy tiene una gran confianza y técnicamente es muy bueno, de chico veíamos que iba a ser un muy buen jugador.
A nivel popular, ¿cómo está el tenis hoy?
Al tenis lo juegan 4 millones de personas en el país, pero el problema es que solo hay 9 mil afiliados. Muchos están jugando por afuera de la Asociación y eso no puede ser.
¿Pasaste por los clubes de Salta?
No, por el poco tiempo que tengo. Quedé en volver pronto y recorrer los clubes con Estanislao Villanueva.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...