Imputaron a la mujer que  intentó terminar con su vida y la de su hijo

Una joven madre de 35 años fue detenida el domingo e imputada ayer después de intentar terminar con su vida y la de su hijo. El hecho ocurrió en una casa del barrio Gustavo Leguizamón, zona oeste de esta capital; según fuentes de las fuerzas de seguridad, la mujer prendió las hornallas de la cocina para suicidarse y también matar a su pequeño. La fiscal penal Luján Sodero Calvet, de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas 2, la imputó en la tarde de ayer por el delito de "tentativa de homicidio agravado por el vínculo en perjuicio de su hijo de 11 años".

En medio de un absoluto hermetismo, dado la relación entre madre-hijo que existe entre dos de los protagonistas, según pudo averiguar El Tribuno la decisión de la mujer de dejar salir el gas para morir junto a su hijo ocurrió el domingo por la mañana. Fuentes cercanas al caso indicaron que el niño al ser consultado por profesionales sostuvo que minutos antes del aberrante hecho recibió un mensaje de Whatsapp de su padre quien intentaba alertarlo sobre lo que su madre estaba por hacer.

En efecto, y a solicitud de la fiscal actuante, los investigadores secuestraron los teléfonos celulares hallados en el domicilio. En el teléfono de la imputada estaba registrado el mensaje que minutos antes la mujer le envió a su expareja, el escrito a través de Whatsapp señalaba que abriría las hornallas para terminar con la vida de ella y la de su hijo.

Lo que hasta el momento no está claro es si el padre del menor fue quien avisó al círculo íntimo de la familia, a la Policía o ambas partes. Desde el Ministerio Público Fiscal informaron que fue la madre de la mujer de 35 años quien tras llegar a la casa sintió un fuerte olor a gas, observó que estaba todo cerrado y violentó una puerta. En el interior estaba su hija y su nieto con signos de intoxicación. Sin embargo, otras versiones indicaron que fue justamente el hombre de 45, padre del menor, quien alertó a los uniformados y éstos se dirigieron hasta la vivienda, cerca de las 10 del domingo.

Los voceros detallaron que desde la Fiscalía se dispusieron las medidas de rigor y se solicitó la detención de la mujer, que luego de ser atendida por un psicólogo quedó alojada en el hospital neuropsiquiátrico Ragone. La Asesoría de Menores e Incapaces en turno tomó intervención en el caso y dispuso que el menor quede al cuidado de su abuela.

Si bien trascendió que la mujer fue imputada, se desconoce si habría prestado declaración indagatoria o decidió no hablar. Desde la Fiscalía Penal 2 pidieron que tras la acusación la madre de 35 años siga detenida. Un caso que se investiga de manera minuciosa y con el cuidado que la complejidad del mismo requiere.

Hijo en común

El niño de 11 años quedó a resguardo de su abuela materna y la Asesoría de Menores e Incapaces, según fuentes consultadas por El Tribuno es hijo en común entre la mujer (35) y su expareja (45), este último fue quien recibió el mensaje acerca del aberrante accionar efectuado por la ahora imputada. Tras la intervención de la Fiscalía Penal a cargo de Sodero Calvet, y el Juzgado de Garantías al frente de Claudia Puertas, en la vivienda se hizo presente personal de Criminalística, médico legal y personal de otras áreas pertenecientes al Cuerpo de Investigaciones Fiscales.    

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...