Una situación incómoda y de conflicto se vivió en el piso de Hay que ver (En Nueve, lunes a viernes a las 17.15) cuando José María Listorti y Denis Dumas se dieron cuenta en vivo que Miriam Lanzoni, la invitada que había ido a hablar de trabajo y su polémica con Georgina Barbarossa por la venta de una casa, abandonó el estudio antes de entrar al aire.

“Ya está entre nosotros Miriam Lanzoni que tiene un despelote con Georgina Barbarossa por la casa”, arrancó la venta José María Listorti. “Esto le va a gustar a Miriam lo que voy a contar, porque acá me recuerdan que Georgina ya había tenido inconvenientes con una famosa cuando vendió otra casa”, siguió el conductor. 

“El problema es la casa, no Georgina”, aclaró Denis, quien además es vecina de la cuadra. “Florencia Peña y Georgina Barbarossa habían intercambiado casas y la que se quejó fue Georgina. Esta casa es la misma que ahora le vendió a Lanzoni”, completó. Introduciendo la charla que vendría minutos más tarde.

Después cambiaron de temas y hablaron de un posible reemplazo de Nicole Neumann por Pampita en el jurado de ShowMatch (El Trece, a las 22.30), y de Felipe Pettinato y su adicción por las cirugías. “Pará, se está yendo Miriam Lanzoni”, interrumpió Dumas.

“Nooo, habrá ido al baño”, arriesgó Listorti. “¿Tan grave es el tema de la casa?”, preguntó con preocupación Denis. Entonces, el productor les confirmó que Lanzoni se había ido enojada porque esperaba que hablaran de su trabajo y no del conflicto de la casa. 

“¿Ella pensó que le íbamos a hacer un homenaje?, no entiendo”, ironizó Listorti. Y agregó enojado: “Digo esto porque cuando necesitan exponer el conflicto de la casa en los medios vienen y estamos. ¿Hay que hablar cuando ellas quieren?, está bien”, disparó resignado.

“Ella me había pedido si podíamos vender una novela que está por estrenar y me mandó las imágenes”, aclaró el productor. “Pero si ni siquiera se sentó a hablar. Obvio que íbamos a hablar de todo”, agregó Listorti, quien se manifestó indignado con Miriam y la situación. 

Entonces ingresó al estudio la productora Mirta Colli, quien había tratado de convencer a Lanzoni para que se quedara. “Se fue ofendida porque no la presentaron como ella quería. Sino que hicieron referencia a un conflicto que no quería hablar”, contó. 

Listorti seguía molesto con la situación: “Hay que decirle que no tenemos una alfombra roja acá para recibirla”. Y desde el piso aclararon que ya había abandonado otros programas como Intrusos e Infama. “Llamalo a Fantino para ver qué dice”, lanzó José María. 

Fuente: Clarín

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...