Colapsaron las cloacas adentro de varias casas del barrio Obrero

Fue una noche de terror y para el olvido. Asco, vómitos, desesperación. Todo fue un desastre para algunas familias de la zona norte de la ciudad.

Vecinos de un sector del barrio Obrero, ubicado en la zona norte de San José de Metán, tuvieron que soportar que sus viviendas queden inundadas con aguas servidas que surgían de los inodoros de las viviendas.

Esto ocurrió el martes pasado, cuando personal de Aguas del Norte trabajaba, justamente, con un camión desobstructor de los ductos cloacales, en esa zona.

El barrio viene sufriendo problemas desde hace tiempo porque las cañerías principales son de un diámetro inferior al nercesario para contener los desechos de distintos grupos habitacionales del norte de esta ciudad del sur provincial.

Los problemas se agravaron cuando las aguas servidas comenzaron a salir por los desages, inodoros y piletas de los baños y las cocinas de alrededor de 12 viviendas de otras tantas familias.

Hubo momentos de desesperación y angustia por la inundación que sufrieron y los terribles olores nauseabundos.

Calle Islas Malvinas, la peor parte

Los más perjudicados fueron los que residen sobre la calle Islas Malvinas. Inmediatamente los vecinos, con niños, ancianos y hasta discapacitados, comenzaron a salir de sus casas y migraron de motu proprio a viviendas de familias o amigos. Luego comenzaron a limpiar y a desinfectar con la colaboración de personal de Aguas del Norte.

"Aguas del Norte estaba trabajando en la calle con un camión y de repente comenzó a salir el agua de las cloacas por la pileta de la cocina. Salí a la calle, los operarios me dijeron que ya se iba a solucionar y cuando regresé adentro de mi casa ya era un desastre. Estaba inundada porque emanaban líquidos y materia fecal de las piletas, del inodoro y desages", dijo José María Peralta a El Tribuno.

"Lo que nos pasó fue muy grave, porque yo tengo tres hijos y esto es muy contaminante, corre en riesgo nuestra salud. Tuve que hacer que a mis chicos los llevaran a dormir a otro lado. Los líquidos cloacales inundaron toda la casa e hicieron un desastre porque nos arruinó muebles y ropa que ahora tenemos que tirar", destacó vecino afectado.

El vecino dijo que desde hace tiempo hay problemas con las cloacas en el barrio Obrero. "Esto ocurre desde que se entregó este barrio, cada vez que llueve hay inconvenientes como este, porque se tendrían que haber colocado redes principales con cañerías más grandes. Esta zona recibe los desechos de otros barrios de la zona, como El Crestón, Balneario y Parque, entre otros", remarcó Peralta.

Reclaman soluciones hace tiempo

Por su parte, el presidente del centro vecinal del barrio Obrero, Héctor Abel Jaime, dijo que desde hace tiempo vienen reclamando soluciones a la problemática.

"Esta situación ya se está tornando insoportable porque este problema ocurre con frecuencia, porque si las cloacas no rebalsan en la calle, salen por la casa de algún vecino. Esta vez afectó a 12 familias, algo que no había ocurrido nunca", sostuvo.

"En mi vivienda tuve ese problema y lo primero que hice fue hacer colocar una cámara de retención en la vereda y dejamos de sufrir ese grave inconveniente. Pero las casas de los otros vecinos no tienen esos retenes. Al salir los líquidos e inundar las casas provocaron una gran contaminación y es preocupante para la salud de todos", dijo Jaime.

En el barrio Obrero residen 110 familias. "Las cloacas colapsan permanentemente y comienza a salir el líquido por las cámaras sépticas y por las casas. Hay que hacer un cambio de cañerías principales. Ya hemos presentado notas a Aguas del Norte, al Ente Regulador y al municipio y todavía no obtuvimos respuestas positivas", expresó el dirigente vecinal a El Tribuno.

“La comuna tiró ripio en la cañería”

Por otra parte, Sergio Alemán, quien está al frente de la oficina de Aguas del Norte en Metán, dijo: “El personal nuestro estaba trabajando con un camión desobstructor, porque tenemos inconvenientes en esa cañería y los vecinos hicieron los reclamos”.

“Se estaba haciendo una limpieza pero nos dimos con que la cañería tenía piedras en el interior, por lo que se produjo una obstrucción en la salida de la cámara”, agregó.

“Por eso los líquidos volvieron para atrás y comenzaron a salir por las casas de los vecinos, a quienes pedimos disculpas por estos inconvenientes”, explicó.

“El problema es que el barrio Obrero se entregó sin que se hicieran las obras complementarias que nosotros habíamos solicitado en su momento, con los planos correspondientes. Le pedimos al Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) que se hicieran los trabajos de cambio de cañerías en el tramo que va desde la calle Libertad hasta el pasaje Orán, porque quedaron chicas, pero no se hicieron”, destacó.

Alemán dijo que tampoco se hizo la obra complementaria del agua, lo que todavía está pendiente. “Obviamente que fueron surgiendo problemas, como dicen los vecinos. Lo que ocurre es que las cloacas de todo el sector descargan en ese lugar. No habíamos tenido un problema de esta magnitud.

Las piedras y la cantidad de ripio que había adentro de la cañería es porque la gente de la Municipalidad, cuando hace el mantenimiento de las calles de ripio, corre las tapas de las cloacas y las llenan con ese material”, dijo.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...