Indignación por un  fallo judicial sobre  un ebrio al volante

Otra fallo indignante que conspira contra la verdad y favorece a la impunidad. Un reconocido vecino de El Carril murió atropellado por un imprudente joven que cobardemente se fugó sin dar ayuda a su víctima. Después de varios meses la familia de Alejandro Magno escuchó el bochornoso dictamen de sentencia de la Sala I del Tribunal de Juicio.

El conductor de 26 años fue condenado a la pena de 3 años de prisión de ejecución condicional, e inhabilitación por 5 años para conducir. Es decir que sigue en su casa, como hace cinco meses, porque recién fue ubicado después del accidente, ocurrido en febrero pasado, apenas estuvo dos semanas detenido.

"No se hizo Justicia. Pareciera que en Salta todos tienen derecho a matar, y el resto debe tener suerte de no morir cuando te atropellan estos imprudentes", cuenta el fallo indignada Elena Saso, expareja de Magno.

Sus tres hijos no pueden creer semejante resolución judicial. Alejandro tenía 68 años al ser atropellado en la intersección de calles San Martín y 25 de Mayo de El Carril. Venía del negocio de ropas de uno de sus hijos que vive en esta localidad vallista. Se dirigía a su casa, cuando un vehículo lo embistió. Apenas se produjo el siniestro, el conductor salió despavorido del lugar. Hubo testigos del hecho. Eran cerca de la 11 de la noche de uno de esos últimos días del mes de febrero de este año.

"No se puede pedir justicia. Es imposible. Aunque nuestro abogado no se movió como correspondía, con las pruebas necesarias y los testimonios era de suponer que la Justicia debía actuar como corresponde. No sucedió así. Ese sujeto estaba borracho en el momento del accidente y sigue en el mismo estado todos los fines de semana", contó a El Tribuno.

Impunidad

Separada de Magno hace 30 años, Elena se siente mal por sus hijos, y por la impunidad como se desarrollan estos casos de imprudentes al volante. En una localidad como El Carril todos se conocen. El acusado más que conocido por sus brotes coléricos provocados por el alcohol, pasó varias veces por la Policía. Para colmo de males es vecino del domicilio en donde vive Elena y uno de sus hijos.

"Todos lo conocen, cuando fue detenido estaba borracho aún. No cambio para nada, porque después siguió haciendo de las suyas. No hay derecho de convivir con asesinos, y la gente común debe estar refugiada de todos estos rufianes. Para que pedir justicia, si la Justicia está a favor de este tipo de gente. Si uno no tiene dinero para pagar a un abogado y fue víctima de un delito, mejor no perder tiempo. Hay que resignarse con el dolor", apesadumbrada comenta la situación Elena.

Los Magno son conocidos en El Carril. Muy relacionados con el Club Nobleza. Alejandro esa noche había ido a ver, como todas las noches a su hijo. Luego volvía a su casa, en donde vivía solo. Con tres hijos con Elena, dos de ellos en El Carril, y otra en Ushuaia en Tierra del Fuego.

Los vecinos y familiares manifestaron su pesar por este juicio beneficioso para un imprudente que mató borracho, y huyó. Dejó el auto escondido en una finca y él se fue a su casa a dormir. Fue detenido a la mañana siguiente del accidente. Nunca pidió perdón. La familia Magno no hará juicio civil, porque no quiere seguir perdiendo tiempo y sufrimiento. Elena a pesar de haber estado separada de Alejandro Magno, tiene un buen recuerdo del padre de sus hijos. "No sé aún qué significado tiene la palabra justicia. Tan poco valor tiene la vida humana para los jueces salteños", dijo.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...