Toyota suspende a 5.000 operarios y busca avanzar de hecho con la reforma laboral

Aunque hace solo días se anunciaba con bombos y platillos que la firma Toyota trasladará a la Argentina la sede de su división regional, la crisis que afecta a la industria automotriz no se detiene. Ni siquiera con el plan lanzado por el Gobierno para subsidiar la venta de unidades 0KM. Prueba de ellos es que la firmas japonesa, que hasta el momento parecía mantenerse a flote en medio de la debacle general, anunció la suspensión de 5.000 trabajadores de la planta ubicada en la localidad bonaerense de Zárate.

La decisión de la compañía se da luego de que días atrás se conociera que la firma va a mudar desde Japón a la Argentina las operaciones de su División para Latinoamérica y el Caribe.

Es que luego de la buena nueva que significó el anuncio del traslado de sus oficinas regionales a Argentina, desde ayer Toyota comenzó un plan de suspensiones para compensar la caída de las ventas. Esa decisión mantendrá paralizada su planta de Zárate, provincia de Buenos Aires, hasta el próximo lunes 5 de agosto.

Según pudo saber InfoGremiales, la medida de la firma japonesa tendrá su correlato en el inicio de la reforma laboral de hecho. Es que los operarios cobrarán su salario sin rebaja mientras estén suspendidos y como contrapartida la gerencia creará el tan discutido banco de horas, por medio del cual recuperarán esas horas no trabajadas los días sábados una vez que se reactive el consumo.

El banco de horas es una de las iniciativas más resistidas de todas las propuestas en el borrador de reforma laboral que el Gobierno Nacional hizo llegar al Senado en 2017. Ahora, de hecho, vuelve a instalarse como una realidad en el mercado de trabajo.

La medida afectará a los más de 5 mil empleados, agremiados al sindicato de mecánicos (Smata), entre los que empieza a crecer el temor de despidos, especialmente entre la franja de contratados.

Toyota produce en el país desde hace más de 20 años y su pick-up Hilux, fabricada en Zárate, es la líder absoluta de su segmento desde hace años.

Meses atrás la empresa le había comunicado al personal que mes a mes iría viendo las necesidades de parar la producción de acuerdo al ritmo de las ventas. Y eso es lo que hizo. Es que primero ralentizó la línea de producción para bajar el stock fabricado de 160 mil unidades a 140 mil. Ahora volverá a bajar el ritmo y llegará sólo a 130 mil.

Versiones cruzadas

Tras la difusión de la información. fuentes de la firma sostuvieron en diálogo con NA que "no son suspensiones", al argumentar que se trata de un acuerdo alcanzado con el gremio para que "el sistema funcione" y se eviten graves consecuencias, como despidos. En ese sentido, aclararon que no habrá descuentos en los sueldos por la medida y las horas se recuperarán cuando haya una mejora en la demanda.

Fuente: Infogremiales y agencia NA

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...