Intercambio de  experiencias sobre violencia de género

Equipos técnicos y referentes comunitarios participaron en una capacitación sobre asistencia a víctimas de violencia familiar y de género. La actividad, realizada en el Polo Integral de las Mujeres, tuvo como fin aunar criterios, protocolos y consolidar una articulación permanente entre quienes acompañan a mujeres que atraviesan situaciones de violencia.

Las actividades se organizaron en dos jornadas, a las que asistieron 100 personas. La capacitación fue organizada entre la Subsecretaría de Asistencia Integral a Víctimas de Delitos del Ministerio de Gobierno, Derechos Humanos y Justicia y A-Delo, proyecto de cooperación internacional.

Las disertaciones, a cargo de técnicos de la Secretaría de Derechos Humanos, permitieron repasar conceptos, compartir experiencias y sumar herramientas para el abordaje integral de diferentes situaciones.

El subsecretario de Asistencia Integral a Víctimas de Delitos, Leandro Ramos, destacó la importancia de aunar metodologías de trabajo y optimizar los recursos de los servicios que brinda el Estado: "El objetivo de reunir a equipos de asistencia de los diferentes ministerios y poderes del Estado surge de la necesidad de articular acciones y evitar ante todo la revictimización de quienes requieren nuestra asistencia".

De igual manera destacó que con la celebración de acuerdos se evita la ruta crítica que solían atravesar las víctimas y que en el Polo Integral de las Mujeres se pueden efectuar denuncias.

"Trabajamos para evitar esta ruta crítica y acompañamos íntegramente a quienes requieren asistencia social, jurídica y psicológica con el claro compromiso de promover una vida libre de violencia", finalizó el funcionario.

El Polo Integral de las Mujeres funciona en República de Siria 611 y desde allí la atención se articula con todas las instituciones de respuesta a las víctimas.

Relaciones saludables

Ayer se realizaron también jornadas para vecinas de los barrios Unión y 17 de Octubre para brindar herramientas sobre comunicación no violenta.

La propuesta, de la Dirección de Promoción y Formación de Derechos Humanos, tuvo como fin generar entre las participantes un diálogo pacífico, eliminado o por lo menos minimizando el lenguaje que crea culpa, vergenza, juicios, críticas y exigencias que contribuyen a la violencia en las relaciones humanas.

Las actividades se desarrollaron en la biblioteca Juana Azurduy, de barrio 17 de Octubre, y el merendero Divino Niño, de barrio Unión, para madres de esas zonas. La organización se articuló con el Ministerio de Primera Infancia.

Los contenidos dictados promueven relaciones saludables a través del diálogo, en los ámbitos laboral, personal y familiar.

Durante el encuentro, las participantes realizaron un ejercicio concreto: escribir situaciones que les generan malestar, sentimientos, necesidades y peticiones con las palabras que les surgían.

"Luego, con la lectura se pueden reconocer las palabras que es mejor no usar, lo que obliga a un replanteo para expresarnos de otra manera y lograr lo que nos proponemos", se indicó.

Imágenes y reflexión

Alumnos del colegio de la Divina Misericordia se plantearon como objetivo involucrarse en la prevención de situaciones violentas.

Como primer paso, analizaron la producción fotográfica "Siete vidas", base para el debate y análisis del tema. Al taller, propuesto por la Subsecretaría de Políticas de Género, asistieron 90 estudiantes.

"Siete vidas", del artista Gastón Iñíguez, presenta imágenes de mujeres con frases sobre sus experiencias de vida.

La subsecretaria de Políticas de Género, Rosaura Gareca, indicó: "Con esta muestra fotográfica trabajamos en la definición de diferentes tipos de violencia, dándole entrada a otras cuestiones que hacen de contexto a estos tipos de violencia, como el amor romántico y los estereotipos".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...